miércoles, 17 de diciembre de 2014

Quiche Lorraine

La receta que os traigo hoy es de mi madre, ella la aprendió en la escuela cuando aún existía la asignatura “cocina” entre otras como “costura”, muy sorprendente si fuera en la actualidad, verdad? Así que como os lo podéis imaginar la receta tiene sus años ya pero no ha envejecido nada porque sigue igual de buena a pesar del tiempo y no hemos cambiado ningún ingrediente, se sigue haciendo tal cual se la enseñaron a mi madre. Ella la hacía, ahora la hago yo y quién sabe, mañana quizás la haga mi niño… Pero por hacerla lo que es mañana mismo, sé de una que no se va a poder resistir en ir corriendo a por los ingredientes para preparar esta sabrosa quiche con su sabor único, no es por nada pero es la más rica que haya comido nunca por eso es la de mi madre a ver… ;) Bien sabemos que las cosas de la vieja escuela, nunca mejor dicho, siempre es un acierto. Y estaros tranquilos porque como siempre, se trata de una receta fácil de hacer y rapidísima, sobre todo si optamos por comprar la masa ya hecha.


Para la masa si decidís hacerla casera:
200 g de harina
100 g de mantequilla (margarina para mí)
1 pizca de sal
50 ml de agua

Si tenéis un robot de cocina es ideal, metemos todos los ingredientes dentro del bol menos el agua, mezclamos durante unos segundos y vamos echando el agua mientras el gancho de amasar de la máquina va dando vueltas a baja velocidad. Cuando tenemos formada una bola, paramos y dejamos reposar 1 hora antes de estirar la masa.
Si no tenemos robot…. Pues amasamos con las manos!


Para la guarnición de la Quiche (molde de 20 cm)
200 g de tiras de bacón (cajita mercadona)
1 vaso de nata liquida (la del mercadona me gusta porque es un poco espesa)
½ vaso de leche
2 huevos (o 3 para los más golosos)
Queso rallado emmenthal (opcional)
Sal y pimienta

Primero freímos las tiras de bacón en una sartén, sueltan bastante grasilla, por lo tanto no haría falta echar aceite.
Una vez que tenemos nuestras tiras doraditas, en un cuenco batimos los huevos y añadimos la nata, la leche, la sal, la pimienta y el bacón. Si decidimos echar queso lo ponemos ahora también, a gusto.

Siguiendo la receta de mamá ^^

Vamos preparando la masa entonces, podemos hacer varias pequeñas quiches o hacer una grande. El proceso es el mismo, extendemos la masa, untamos un molde o varios pequeños con mantequilla y colocamos la masa sobre el molde, la ajustamos presionando suavemente contra el fondo y las paredes. Si nos hemos decidido por hacer una grande enrollamos la masa sobre el rodillo con cuidado y la desenrollamos sobre el molde. Y si la que tenemos es la masa comprada, la ponemos directamente en el molde con su papel de horno y todo! Más rápido!
Ya tenemos el molde con la masa, repartimos unos trocitos de margarina sobre la masa y vertemos la guarnición.


Metemos en el horno precalentado a 180ºC. Al meterla, la quiche se debería de fijar rápidamente ya que el horno está bien caliente, en ¼ de hora más o menos estaría lista. Vamos vigilando, tiene que tener el aspecto de las fotos, dorada.



Se sirve de inmediato, de todas formas no vais a poder resistiros mucho ;)
La podéis acompañar de una ensalada, así obtenemos una comida equilibrada.
Ah! Y si os queda masa (para los valientes que la hicieron casera) podéis hacer tartitas para el postre ;)
Bon appétit!!

11 comentarios:

  1. Qué fácil la masa, no? Nunca he probado a hacerla...Me gusta mucho como las has rellenado 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Las masas parecen más laboriosas de lo que son. En general se preparan muy fácilmente. La única que no he probado a hacer aún (y no estoy muy motivada la verdad jaja) es la de hojaldre... Anímate que es muy fácil! Un besito!

      Eliminar
  2. Se ven muy ricas, y si, la quiche Lorraine no ha cambiado, pero se necesita una buena cocinera como tu para que queda así de impecable. Nos vemos ParísFinas. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por lo de buena cocinera jeje! Se hace lo que se puede jiji! Besitos! (He visto el mensaje ahora, perdona)

      Eliminar
  3. Marina, que sabias son nuestras madres, ellas si que sabían cocinar como Dios manda, al menos para nosotras son las mejores cocineras del mundo.
    La primera vez que comí una auténtica quiche Lorraine, fue en mi época de estudiante, por aquel entonces yo no cocinaba casi nada, pero ya conocía a mi Santo que es cocinero profesional, y él sabiendo mi pasión por todo lo francés, me la hizo una noche para cenar, estaba exquisita, me supo a Gloria.
    Seguro que la receta de tu mamá es fiable al 100 %, así que la pienso guardar a buen recaudo, por tú me das todas las garantías de calidad.
    Besitos y gracias por compartir los secretos de tu madre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los papis son los mejores esta claro! Mi madre enseñó a mi padre y ahora casi la supera (menos mal que no va a leer esto que se pone mal jaja!) Son muy buenos los 2 y aprendo mucho de ellos. Puedes hacer esta receta los ojos cerrados, no superará a la de tu Santo me imagino (siendo cocinero profesional) pero es muy sabrosa y a mi me encanta, me la he comido sola! Jajaja! Besitos!

      Eliminar
  4. Las recetas de las mamis son las mejores! Qué rica habrá quedado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda las mejores sí! Me la zampe en un día sola: mitad y otra mitad jaja! Te confirmo lo rico que estaba ;) Besis

      Eliminar
  5. No sabes como me gustan estas tartas saladas y que mejor si es la receta de la mami verdad ?
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raquel! Entonces espero que la pruebes ;) porque es una delicia, ya sé que queda mal decirlo yo pero es verdad jaja! Besitos!

      Eliminar
  6. No sabes como me gustan estas tartas saladas y que mejor si es la receta de la mami verdad ?
    Un besito

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips