martes, 26 de mayo de 2015

Charlotte aux Fraises

Estamos en plena temporada de fresas y no paro de buscar alternativas para comérnoslas sin que se pierdan… Ya he hecho mermelada, helado y ayer hice una tarta. Todas las recetas os la iré poniendo poco a poco pero hoy toca una que llevo tiempo con ganas de hacer, es muy francesa, aquí no he visto este postre, se parece un poco a un tiramisú de fresa pero en vez de la crema de queso mascarpone lleva una crema pastelera “mejorada”, la cual llamamos “mousseline”, la diferencia es que se le añade mantequilla para que sea más cremosa. Reposteros, manos a la obra!

 

Para la crema “mousseline”
1 sobre de azúcar vainillado
4 yemas de huevos
30 g de Maizena
70 g de azúcar
250 g de leche
100 g de nata
120 g de mantequilla
15 g de licor de fruta con o sin alcohol (cereza, frambuesa, mora…)

Ponemos a hervir en un cazo la leche con la nata y el azúcar vainillado.
A parte mezclamos las yemas con el azúcar y la maizena tamizada (1), añadimos poco a poco la leche caliente sin dejar de remover con un batidor (2). Volvemos a poner todo en el cazo y calentamos a fuego medio, seguimos removiendo con el batidor hasta obtener la consistencia de la crema pastelera (3).
Vertemos la crema en un recipiente bastante grande y llano, ponemos un film transparente, tiene que entrar en contacto con la crema para evitar que se forme una costra y metemos a la nevera durante al menos 1 hora (4).
Una vez se haya enfriado la crema pastelera, batimos los 120 gr de mantequilla hasta que blanquee y se vuelva muy cremoso, es mejor usar una batidora de varillas. Luego, se le añade de manera progresiva la crema pastelera sin dejar de batir (5). Ya tenemos nuestra crema “mousseline”. Añadimos el licor y seguimos batiendo. Reservamos a temperatura ambiente (6).


Para el almíbar (para mojar los bizcochos)
120 g de agua
40 g de azúcar
120 g de licor de fruta

Mezclamos el agua con el azúcar en un cazo y ponemos a hervir, paramos al primer hervor y añadimos el licor. Reservamos.


Ya tenemos todo preparado, podemos empezar a montar la “Charlotte”, para ello necesitamos un molde de 18 o 20 cm un poco alto desmontable, si tenéis los moldes esos para las tartas de queso es perfecto pero yo uso los de aluminio que se pueden encontrar en los supermercados o en el chino mismamente, se rompen muy fácilmente pero con cuidado ;)
También necesitamos un paquete de bizcochos, en el que compré venían 24, los he usado todos.
Y por fin las grandes protagonistas, las fresas, yo las cogí del jardín, no las pese… pero creo que con 1 kg hay suficiente. Las lavamos bien y las quitamos el rabito.
Mojamos los bizcochos uno por uno en el almíbar y solo la parte de abajo, cuidado: no hundimos el bizcocho. A medida que vayamos mojando un bizcocho, lo vamos poniendo alrededor del molde, dejando la parte mojada hacia dentro. Con la foto creo que se entenderá mejor. Luego ponemos unos bizcochos en el fondo del molde con la parte mojada hacia arriba (1).
Disponemos entonces fresas enteras, intentamos ponerlas bien juntas (2). Y cubrimos con la mitad de la crema “mousseline” (3). Volvemos a poner una capa de bizcocho con la parte mojada hacia arriba (4), una capa de fresas (5) y el resto de la crema (no hay foto, ya lo habeis pillado). Colocamos por fin la última capa de bizcochos mojados en el almíbar pero esta vez con la parte mojada hacia abajo (6). Ponemos un film con cuidado y metemos a la nevera durante 3 horas.


En el momento de servir la “Charlotte”, le quitamos el molde y la podemos decorar, yo corté en dos más fresas y las dispuse encima, luego eché un poco de azúcar glas. 


Os vais a chupar los dedos!! Es una receta que encontré en el blog “C’est ma fournée”, como muchas de las que hago, estupendo blog y estupendas recetas!! Aunque es adaptada a los productos españoles ya que a veces me cuesta bastante encontrar todos los ingredientes aquí…
Bon appétit!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips