domingo, 22 de febrero de 2015

Lasañas Boloñesa y Berenjena

Siempre me han gustado las lasañas, recuerdo que cuando era niña, le hacía comprar a mi madre las congeladas, la verdad que en mi casa nunca vi a mis padres preparar este plato así que no sé, me imaginaba que solo se podía comer lasañas precocinadas… Y bueno, ya fui creciendo y ¿sabéis qué? ¡¡Me di cuenta que las podía hacer yo misma!! Menuda revelación jaja!! No volví a comprar nunca jamás las congeladas… beurk!! Menos mal que cuando vas creciendo vas aprendiendo a comer mejor, aunque tampoco es verdad para todo el mundo pero no sé, yo por ejemplo sí que cada vez me gustan menos los platos precocinados… Pero os voy a decir algo que he oído un día y me impactó (alivió) tanto que se me quedó grabado: “se puede comer de todo mientras se lo prepara uno mismo”, para mí fue otra gran revelación!! Podéis comer hamburguesas, pizzas, bollos,… todo casero y ya sin cargo de conciencia! A ver, hay que comer con moderación, si se zampa uno tres hamburguesas aunque sean caseras pues tampoco eh… En fin, ahí va la receta rica de las lasañas, mamma mia…


Para 6 personas (molde de 21x21)
12  placas precocidas especial lasañas
250 gr de carne picada de ternera
1 berenjena pequeña (opcional)
½ cebolla
1 cucharada sopera de miel (opcional, es sobre todo si se echa la berenjena)
Bechamel casera o comprada
Salsa de tomate, unos 200 ml (la mía es casera que mi padre me prepara miles de botes cada año, olé)
Sal y pimienta
Queso rallado (Emmenthal, Parmesano, Curado… a vuestro gusto)

Comenzamos preparando la guarnición, picamos la ½ cebolla en cachos pequeños y la berenjena en cubitos. Ponemos a freír la cebolla en 4 cucharadas sopera de aceite, dejamos que se dore un poco y añadimos la berenjena.


Cuando tengamos la berenjena como confitada, echamos la miel, removemos bien y añadimos la carne. Una vez la carne cocida, echamos la salsa de tomate, dejamos que se caliente la salsa unos 3 minutos, salpimentamos y ya tenemos el relleno.


Es en este momento que preparo la salsa bechamel, si os decidís por hacerla, veréis que es muy sencillo (como no? conmigo siempre es sencillo…), necesitáis 45 gr de harina, 45 gr de mantequilla o margarina y 250 ml de leche fría. En un cazo mezclamos bien la margarina con la harina a fuego medio, añadimos de golpe la leche fría sin dejar de remover, bajamos un poco el fuego, removemos hasta que la mezcla espese, luego se le echa sal y pimienta y voilà, ya sabéis hacer una bechamel. No os preocupéis si hay grumos, un golpe de batidora y listo!


Preparamos las placas según las instrucciones que viene en la caja y ya procedemos al montaje de las lasañas: 1 capa de placas (3), 1 capa de relleno, 1 capa de bechamel y 1 capa de queso rallado. Otra vez: 1 capa de placas, 1 capa de relleno… En total van a ser 3 capas de relleno pero 4 de bechamel y de queso rallado porque cuando ponemos la última capa de placas solo echaremos lo que nos queda de bechamel y queso rallado.


Ponemos al horno precalentado a 180ºC hasta que esté bien derretido el queso y que empiece a dorar un poco, depende de cómo os guste de gratinado.
Esas lasañas son para aproximadamente 6 personas o 4 muy golosas… Si en casa sois solo 2 personas, se pueden congelar perfectamente y así si tenéis un día de vago las sacáis, directamente al horno y listas!
Bon appétit!!

viernes, 13 de febrero de 2015

Tarta de Limón

La gente que me conoce bien sabe cuál es mi postre favorito, aunque bueno en España mis amigos pueden conocerme muy bien pero dudo que sepan que la tarta de limón sea mi postre preferido… por la simple razón que nunca lo he visto en una pastelería… puede que sea porque no he buscado bien pero en fin, ya me hago mi querida tarta de limón en casa, no me puedo resistir a ella y me niego en estar mucho tiempo sin probar una. Aquí os dejo una receta estupenda y espero que os animéis en probarla, es una delicia, y para los amantes del limón es lo más!!
 
 
Para la masa (de mi gran chef Christophe Michalak):
190 g de harina
20 g de Maizena
90 g de azúcar glas
130 g de mantequilla
35 g de almendra molida
1 pizca de sal
1 huevo

 
Tamizamos la harina, la maizena  y el azúcar glas. Añadimos la almendra en polvo y la mantequilla blanda pero no derretida. Trabajamos bien la masa y después se añade el huevo. Cuando tengamos todos los ingredientes bien mezclados, formamos una bola y la metemos en un film. Reservamos a la nevera al menos una hora.

 

Una vez haya reposado la masa, la extendemos y la disponemos en el molde que hemos elegido para hacer nuestra tarta (yo elegí hacer una tarta rectangular, para ello he usado un molde para los plum cake). Picamos la masa con un tenedor y la metemos al horno precalentado a 170ºC (sin la función del ventilador, calor estático) entre 15 y 20 min, vigilamos, la masa empieza a dorar ligeramente.
Si nos quedará algo de masa, la podemos congelar para otra tarta o hacer unas galletas bien ricas.

Ya tenemos la masa horneada! Mientras se enfríe, podemos preparar el lemon curd o la crema de limón, esta crema se puede usar para esta tarta pero también para otras muchas cosas como para rellenar o decorar magdalenas, nos quedarán buenísimas!!

Para el Lemon Curd:
2 limones
2 huevos
100 g de azúcar
35 g de mantequilla

Cogemos la ralladura de los limones y después los exprimimos. En un bol mezclamos los huevos, el azúcar, el zumo de los limones y sus ralladuras. Calentamos esta mezcla al baño maría a fuego medio sin dejar de remover el batidor, la mezcla debe espesar un poco como una crema pastelera (si tenemos un termómetro de cocina se tiene que llevar hasta los 82ºC … yo ya tengo el mío!! la verdad que estaba cansada de no poder hacer algunas recetas por el detalle de no tener este utensilio, ahora no se me resiste ninguna receta!!). 


Quitamos el bol del fuego y esperamos que enfríe un poco la crema (lo ideal sería esperar a los 60ºC). Entonces echamos la mantequilla y mezclamos bien hasta que se derrita por completo.


Reservamos en la nevera en una manga pastelera para luego poder rellenar nuestra tarta más fácilmente.

Por fin, montamos la tarta, vaaale, reconozco que esta vez la receta no es lo que se diga rápida… pero vale la pena y mucho!! A lo que iba, cogemos nuestra masa y rellenamos con el lemon curd (cosa exquisita a más no poder!) y luego podemos poner unas figuritas de chocolate por encima para decorar, un poco de nata montada casera (por supuesto!) o merengue, lo que no he hecho esta vez…
Y porque me quedaba de todo, al día siguiente me preparé otra individual, y otra al día siguiente, y otra..... Mmmm!!
 

Bon appétit a tod@s!!

miércoles, 4 de febrero de 2015

Recetas Express

Hoy no os propongo una receta sino varias, son recetas que me surgen estos días de descontrol, los días que no sabes bien qué preparar. Personalmente, intento tener el menú preparado para la semana porque resulta más práctico saber con antelación lo que vas a cocinar, primero por el tema de la compra y luego porque así no te devanas los sesos por saber qué vas a preparar a los hambrientos que tienes en casa… Ahora sí, hay días que no controlas tanto y no tienes pensado nada y es entonces cuando abres la nevera, coges lo que hay y allá que vas, a ver que sale de ahí, y porque siempre te quedan ingredientes de otra receta también…  

Bricks de cabra, mermelada y nueces




Masa brick
Queso de cabra
Mermelada (la que más os guste)
Nueces

Cogemos una oblea de masa brick, untamos mantequilla derretida con un pincel de cocina y disponemos los ingredientes: mermelada, queso, nueces. Doblamos y ponemos los rollitos encima de una hoja de papel de horno, metemos al horno durante 10 minutos a 180ºC (precalentado).

“Sándwich” vegetal

 
Lechuga
Atún
Tomate natural
Queso emmenthal cortado en dados
Maíz
Mayonesa
Vinagreta
Pan de molde

Troceamos la lechuga limpia, el tomate natural y mezclamos todos los ingredientes. En todas mis ensaladas suelo mezclar mayonesa con vinagreta casera pero podéis echar solamente una de las dos cosas, u otra salsa que os guste más…
Tostamos una rebanada de pan de molde y disponemos la ensalada encima. Ya tenéis una comida sana y equilibrada.

Crêpes salados


Os apetecen crêpes, preparáis la masa, os ponéis morados... ¿Pero por qué no dejar un poco de masa para hacer unas crêpes saladas?

Crêpes (1 por persona, aunque depende del apetito... ;) )
Jamón de york
Tomate natural
Queso de cabra
Huevo

Hacemos nuestra crêpe y dentro de la sartén cuando esta aun haciéndose, echamos tomate en rodajas finas, jamón de york troceado y queso de cabra. Aparte freímos el huevo. Una vez que este la crêpe con los ingredientes calientes, la sacamos y ponemos el huevo encima.

Tirabuzón de Jamón 

Foto Pinterest
Masa de hojaldre
Jamón Serrano
Queso Philadelphia (opcional)
Huevo batido para dorar

Untamos la masa de hojaldre de queso Philadelphia y repartimos las lonchas de jamón. Cortamos unas tiras del mismo tamaño y luego viene la parte que puede parecer más complicada pero una vez que lo pillas es muy fácil ;): cogemos una tira por cada extremidad y vamos retorciendo, hasta que se forme una especie de tirabuzón. Una vez que tenemos nuestros palitos, los echamos huevo batido con un pincel de cocina y los metemos al horno a 180ºC (precalentado) hasta que se doren.

Bon appétit!!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips