Croustade De Portobellos


Es difícil hacerse un hueco en la blogosfera, yo aún estoy luchando para sobrevivir jaja! Pero poco a poco vas conociendo gente y formando una "familia bloguera" que eso el lo más bonito por tener un blog. Vas aprendiendo trucos de algunos, recetas insospechables de otros y hasta vas conociendo poco a poco los gustos de cada uno. Por eso, esta semana, dedico esta receta a mi queridísima Concha porque sé que le encaaaaantan los Portobellos ;). Es una receta antigua, una de esas que mi madre aprendió en la escuela. En la original, se usan champiñones blancos pero he querido tunear un poco la versión anterior. También he sustituido la bechamel por la salsa Mornay, la que usó Concha en su receta de Coliflor y setas con salsa Mornay y quedó la cosa deliciosa! Si algunos aún no conocen el champiñón Portobello, es una variedad quizás más suave y algo dulce pero sobretodo de carne más tersa que el champiñón blanco y es un vicio de lo rico que está. Esta también delicioso en ensaladas, crudo. Y ya que os tengo convencidos con estas explicaciones, vamos con la receta! 


Para 4/5 tartaletas
1 masa quebrada del comercio
Guarnición
250 g de Portobellos
1 nuez de mantequilla
Unas gotitas de limón
Sal y pimienta
Salsa Mornay
30 g de mantequilla
30 g de harina
2 vasos de leche
Sal y pimienta
100 g de queso rallado

Precalentamos el horno a 180º. Sacamos la masa de la nevera unos minutos antes para poder manipularla mejor. Rellenamos nuestros moldes untados de mantequilla con discos de masa. 


Picamos con un tenedor y si podemos, metemos garbanzos o judías secos en las tartaletas para evitar que se suba la masa. Dejamos en el horno unos 20 minutos. Intentamos que no se enfríen mucho. Podemos dejarlas en el horno entreabierto.
Mientras vamos preparando la guarnición: lavamos los champiñones y los secamos. Los cortamos en láminas.


En un cazo, los freímos con la nuez de mantequilla y las gotitas de limón unos minutos hasta que veamos que esten hechos. Salpimentamos y los escurrimos. Reservamos.


Ahora nos liamos con la salsa Mornay. Hacemos una bechamel: en el mismo cazo que hemos usado para hacer los champis, a fuego medio, metemos la mantequilla y dejamos que se derrita, no dejamos de remover, tiene que dorarse un poco. Añadimos la harina y mezclamos bien hasta obtener una pasta. Echamos la leche fría de golpe sin dejar de remover para evitar los grumos. Bajamos un poco el fuego y seguimos removiendo hasta que espese la mezcla. Fuera del fuego, añadimos el queso rallado y mezclamos hasta que este derretido del todo y salpimentamos . Concha lo explica muy bien en su receta (mejor que yo seguro jeje! Y ella usó queso curado, yo usé emmental, usad el que más os guste ;) ). Añadimos los Portobellos a la salsa Mornay.


Rellenamos nuestras tartaletas con la mezcla Portobello-Mornay y las volvemos a meter en el horno a 180º durante 5 min. Y a comeeeer!
Este día, solo tenía masa de hojaldre y me salte el paso de hornear las tartaletas antes de rellenar y salieron iguales de ricas ;). Eso sí, de este modo las deje bastante más en el horno.



Bon appétit!!

You May Also Like

25 comentarios

  1. Cuanta razón tienes"los blog son el alma de que lo escribe". En este mundo conoces gente muy maja. Muy rica receta, un beset

    ResponderEliminar
  2. Es curioso como adaptamos las recetas a nuestra forma de cocinar y gustos. Aunque las veamos en otro blog siempre les damos nuestro toque personal e incluso las mejoramos. Me parece muy buena tu elaboración de estas tartitas saladas y creo sin temor a equivocarme que están de lujo.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Marina creo que a Concha le va a encantar esta receta homenaje y estará muy contenta con cómo has hecho tuya su receta. La blogosfera es inmensa y al principio te sientes casi invisible. Con el paso del tiempo vas conociendo a gente y creando unos lazos de afinidad y amistad que es lo que realmente merece la pena de esta aventura. No lo veas como una lucha, es más bien una vivencia, aunque a veces te den ganas de tirar la toalla ja ja ja

    ¡Besos mil reina!

    ResponderEliminar
  4. Hola Marina! Es cierto que no es nada fácil llevar el blog y menos hacerse un hueco, pero está claro que si aquí seguimos es por la satisfacción que nos da! Y vas conociendo poco a poco y te vas haciendo tu huequito, y si, Concha es un amor, también miro su blog a menudo y ví esta receta. Me encanta ver que estamos todos conectados, y eso sin conocernos.
    Hace poco oí que los portobellos, a pesar de ser una variedad de champiñón, están mucho más cargados de vitaminas y minerales!! Me encantan estas recetas tan ricas y tan invernales:P

    ResponderEliminar
  5. Marina hace tiempo leí a Paula "La Desmesurada" en su blog, donde da unos consejos muy prácticos de como escribir un blog, que un blog no se tiene, un blog se escribe, por eso si lo que tienes delante de la pantalla está bien escrito, te engancha de tal manera, que llegamos a ver más de lo que se lee, porque ponemos todo nuestro sentimiento en ello, aunque sea un blog de cocina, ya que quienes amamos la cocina damos lo máximo de nosotras en lo que compartimos; y eso es lo que vi yo en ti el primer día que viene a verte, nada más echar una ojeada me gustaste, tienes un blog bonito, claro y bien escrito y eso para mi es esencial a la hora de seguir un blog.
    Ya ni me acuerdo cuando fue la primera vez, ni todo el esfuerzo que tuvimos que hacer para conseguir este pequeño logro, lo que realmente recompensa todo este esfuerzo, son los lazos de amistad que se crean entre nosotras, y lo mucho que nos conocemos y entendemos aun sin habiéndonos visto nunca.
    Parece increíble, pero solo lo entendemos nosotras blogueras meramente hedonistas, quienes escribimos un blog por amor a lo que nos gusta, es difícil explicar esto a los que no lo son, algunos ni siquiera lo entenderán nunca.
    Muchísimas gracias Marina, es un placer conocerte, y que hayas elaborado estas ricas Croustades de tu madre en mi honor, ¡¡qué cosa más rica!! con Emmental son perfectas y con mis adorados Portobello es la Gloria,jajaja...
    Ha sido tan bonito tu gesto, que no voy a poder resistir la tentación de ponerlo en práctica, a la mínima ocasión.
    Un millón de besos preciosa, voy a disfrutarlo como si no hubiera un mañana, jejeje...

    ResponderEliminar
  6. Hola!!! ya he llegado a ver esta delicia, de receta, para epezar quiero decirte que llevas toda la razón, cuesta entrar mantenerse y seguir en la blogosfera. Pasa algún tiempo hasta que te das a conocer. pero también te digo que el secreto no está en tener un maravilloso blog, con recetas espectaculares ( que aquí las hay , todo hay que decirlo ), sino en que detrás de cada blog hay una persona, con una vida diferente, con personalidad diferente pero grandes personas. Gente que te quiere aunque no te conozca y que se da a querer. A todos nos une la pasión por la cocina y el cariño que ponemos en nuestros platos... En fin , qué voy a decirte más que ya no sepas. Concha, como la conozco bien, sé que hoy estará contenta no, muy muy contenta, y este detalle es lo que te hace especial. Un beso preciosa y me voy con el olorcillo de estas setas que están para morirse de gusto!!

    ResponderEliminar
  7. Marina los portobellos me encantas y por aquí los encuentro con facilidad, te ha quedado una croustade de lo más deliciosa, que pintaza tiene y que rica tiene que estar. Referente al blog, mira, yo lo dejo ahí en la blogeesfera a su suerte, no tengo suficiente tiempo para dedicarle, solo lo justo para publicar, y así voy tirando a duras penas, pero tampoco no me importa, esto para mi es un hobby que me encanta y voy aprendiendo con vuestras recetas y trucos que antes nunca he pensado en hacer en la vida, con esto te digo que no te preocupes, como tu hay más gente jeje...Bess

    ResponderEliminar
  8. ¡¡¡Ohhhh, ohhhhh, ohhhhh!! ¡¡Cómo me alegro que le hayas dedicado esta entrada a Concha!! Pues no hay nadie en la blogosfera que se merezca más una entrada, porque es buenísima compañera, cariñosa, siempre con todo el mundo, educada, amable y ¡¡siempre está ahí!! Y bueno, yo aprendo muchísimo con ella, y me fascina como con tan pocos ingredientes, hace unas recetas, ¡¡que me encantan!! Últimamente, no paro de comprar portobellos, y es gracias a ella, pues antes los veía, pero terminaba comprando los de siempre, pero ahora, ¡¡me he hecho adicta a ellos!! Y como bien decías tú el otro día, es verlos, y pensar en ella.
    Y bueno, tu receta es que es estupenda, y más que has hecho un clásico de tu madre, pero tuneada especialmente para Concha. ¡¡Ohhhh, qué bonito!! Esto es lo realmente bueno del blog, Marina. Nos dimos cuenta tarde, más por las circunstancias, pero ahora que nos hemos encontrado todas, ¡¡ya no nos soltamos, ja, ja!! Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Ohhh que feliz estará Concha al haberte homenajeado con esta receta, le encantan los portobello.
    Es una receta fantástica y no la conocía así que tendré que ponerla en práctica porque se ve exquisita.
    Pero te doy un consejo la próxima vez que la hagas Haz tu la masa quebrada no se tarda nada, en hacerla y veras que no te arepientes estará aún mucho mejor y veras como me entenderás, no la volverás a comprar.
    Buenos noches bonita, un beso!!

    ResponderEliminar
  10. Qué ricas! Te han quedado estupendas. Me quedo viendo más cosas. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  11. Creo que todas pensamos igual con respecto a nuestros blogs. Siempre cuesta, sobre todo al principio, hacerse un hueco. Tengo costumbre cuando conozco a alguien que empieza de ayudarle para abrir camino. No me cuesta nada, aunque hay quienes hacen lo contrario. Yo no me puedo quejar, tuve quien me ayudó a introducirme en su momento, ella cerró su blog no mucho después. Si hay algo que pueda hacer no tenéis nada más que decírmelo, que lo haré, no puedo compartir en Fb. porque mi Fb.no es personal, por eso siempre que puedo comparto en Google+.
    Me ha parecido todo un detallazo que dediques esta entrada a Concha, se lo merece por lo buena persona que es y lo bien que cocina.
    Estas tartaletas te han quedado para rebañarlas. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. me encantan los portobellos y asi peparados me parecen de lo mas apetecibles, tengo que probarlos, bicos

    ResponderEliminar
  13. Estoy empezando a usarlos, y tienen un sabor mas pronunciado que los champis blancos ,en casa nos encantan ,yo los preparo rellenos pero estas tartaletas tuyas me han encantado ,una idea estupenda
    besitos

    ResponderEliminar
  14. Cuanta razón esconden tus palabras.

    Tener un blog es algo realmente bello y algo tremendamente sacrificado.

    Sólo la gente que tiene uno puede entender de lo que hablas, para el resto serás un "bicho raro"

    Yo he sacado del blog grandes amistades, y eso es muy bonito.

    Detrás de un blog se ocultan muchas horas de trabajo. El pensar en una receta, el elaborarla, el hacer las fotos, el editarlas y luego "lo peor" redactar, eso siempre y cuando estés inspirada jajajaja.

    Pero también es verdad que es muy gratificante cuando publicas y ves los comentarios.

    Tu receta de hoy se ve espectacular y como fan de las setas, te diré que en cuanto tenga oportunidad la probaré (ahora por "culpa" de la dieta estoy un poco limitada)

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Te doy la razón en lo que cuentas. Un Blog no es solo para poner una receta, sino para hacer también amistades. Amistades que se crean a través de los comentarios, sin estos no llegas a conocer a las personas que están detrás de la pantalla. Yo diría que el trabajo más duro del blog, el comentar, se pierde mucho tiempo, pero al final es el más rentable.
    Bueno.. no me enrollo más y voy a la receta, que tiene una pinta estupenda. En casa las setas también gusta mucho, así que esta receta es bienvenida a mi casa ;)

    besos

    ResponderEliminar
  16. No sólo se ve divino, si no que también tiene una presentación estupenda.

    ResponderEliminar
  17. Marina te han quedado muy bien.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  18. Hola Marina, pero que rico!!, me encanta.
    No soy una entendida en setas, vamos que no tengo ni idea, pero viendo las fotos creo que no he probado nunca esta variedad de setas. Desde luego que estas tartaletas saladas son deliciosas y te han quedado de lujo con esta salsita.
    Buenísimas

    ResponderEliminar
  19. Marina riquísima receta y fantástica y merecidísima dedicatoria a Concha, ella es de las personas que conoces en la blogosfera y solo cruzas unas palabras con ella y ya te hace sentir parte de este gran familia que aunque virtual crea lazos muy fuertes y sinceros. La receta como bien sabes me la quedo. No conozco la receta original de tu madre (que por cierto me encantaría ver) pero este tuneo es magnifico!!

    Buen fin de semana!
    Victoria La Tauleta

    ResponderEliminar
  20. Hola!! ya solo de ver el gratinado se me hace la boca agua, que delicia de receta! yo es que soy muy quesera, jeje. Pues la combinación es ideal y todo sabor, así que para ponerse las botas con tus croustades. Besitos y feliz finde!!

    ResponderEliminar
  21. Ante un plato tan rico, tengo que pararme a la fuerza en tu espacio, lo cierto es que, con solo mirarlo, ya atrae, me imagino lo buenísimo que tiene que estar.
    Tanto las setas como los champiñones me encantan.
    Te dejo mis cariños junto con el deseo de que tengas un feliz fin de semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  22. Hola! Acabo de llegar a tu blog por lo curiosas que somos (¿todas?) y al ver el enlace en el blog de Concha, estando ahí echando un vistazo a su fantástica tortilla con verduras, no tuve más remedio que hacer click y aquí estoy. Te entiendo cuando dices lo que cuesta hacerte un hueco... que no es más que nos lean y encontrar unas compañeras estupendas, con ganas de comentar, de reirse, de pasar un buen momento dentro de este mundo hedonista del que formamos parte y muy felices de hacer lo que nos gusta, todo un lujo y mucho, mucho trabajo, que no lo entiende casi nadie si no escribe un blog, Me encanta haberte encontrado, con estas recetas tan bien explicadas y tan ricas ayudada por esa pinche tan eficaz. muchos besos.

    ResponderEliminar
  23. Hola guapísima !!!
    Vengo a conocerte por "culpa" de nuestra querida Concha, que te has puesto por las nubes y seguro que te lo mereces. No había venido a tu blog, pero nos hemos cruzado por los pasillos jajaja, pero hija somos tantas y el tiempo tan escaso que a veces no llegamos a todo lo que nos gustaría.
    Es cierto todo lo que cuentas, un blog es una alegría y cuando lo empezamos lo hacemos de puntillas sin saber hasta donde vamos a llegar y quien nos va a ver. Lo importante es disfrutar de él, no obsesionarse con las visitas ni las redes sociales y que este hobby sea divertido. Por supuesto que conoces a bastante gente, algunas llegan a ser amigas virtuales a las que les llegas a coger gran cariño. De todas formas, no hace falta entrar muchas veces al blog de Concha, para saber que es especial y que te la comerías a besos.
    Y bueno Marina, después de haberte largado todo el rollo anterior, te digo que la receta me parece riquísima de verdad. La combinación me parece maravillosa y es que además de los champiñones que me encantan, donde haya queso, hay alegría jajaja
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  24. Hola!
    Yo también vengo desde el blog de Concha, que si ella recomienda visitarte es que merece la pena ¡y ya lo creo que sí! Me encanta lo que estoy viendo y por aquí me quedo :) riquísima tu receta!!
    Espero volver tan pronto como pueda. Un beso!

    ResponderEliminar

Entradas populares

Entrada destacada

Aguacate Cake