martes, 30 de mayo de 2017

One-Pot Creamy Mushroom & Chicken Pasta


Hoy publico la última receta del mes de mayo y eso significa que ya entramos en el mes del verano y aunque para muchos supongan saltos de alegría por ver llegar su estación favorita pues para mi supone todo lo contrario... El verano no es mi época preferida del año ni mucho menos porque ahora toca pasar muuuucho calor y cada año lo aguanto menos pero en fin habrá que apañarse como una pueda para hacerlo más llevadero. Si pudiera vivir con sol y frío (20ºC 😁) todo el año, sería la más feliz del mundo jaja!! Además con éste calor se te quitan las ganas de cocinar casi, digo casi porque a mi no me da pereza encender el horno para hacer un buen bizcocho el día que se me antoja... (el domingo me puse a hacer uno a las 20h, no resisto a la llamada del bizcocho, es así... jaja!) Pero bueno, tiempo al tiempo, aún no hemos llegado a tal extremo y hoy no vengo con el bizcocho debajo el brazo sino con el One-Pot Pasta, método revolucionario de cocinar la pasta y claro que sí Concha, se lo inventó tu madre y pobrecita no lo patentó 😊. Concha de DBM me hizo descubrir ésta manera tan original de preparar un buen plato de pasta y se lo agradezco muchísimo porque soy una adicta a la pasta! En su blog De Buena Mesa podréis encontrar más recetas del One-Pot, son todas divinas. Ésta receta mía va por ti guapa, espero que te guste 😏.


Para 4 personas
400 g de pollo en filetes
250 g de pasta (macarrones y tallarines para mi)
1 lata de champiñones
3 c/s de aceite de oliva
2 dientes de ajo 
1 pastilla de avecrem
1/2 l de agua 
200 ml de nata
50 g de parmesano rallado
1 c/p de albahaca seca (si tenéis fresca mucho mejor)
Sal y pimienta


Para realizar ésta receta necesitaremos un perol grande, yo use mi wok y fue todo un éxito. Y la buena noticia es que solo utilizaremos eso. Cortamos el pollo en trozos más o menos pequeños y los freímos en el wok con las 3 c/s de aceite a fuego medio durante 5 min.


Calentamos el agua al microondas y añadimos la pastilla de avecrem, podéis elegir la pastilla con el sabor que más os guste, las mías las traigo de Francia (cómo no jaja 🙈) así daréis un sabor sutil a verdura, jamón, pollo o carne... Se tiene que disolver por completo la pastilla, no hace falta que llegue a hervir el agua.
Añadimos el ajo picado al wok, mezclamos bien y esperamos unos minutos. Cuando empiece a oler bien el ajo echamos el caldo reconstituido y la nata. Removemos muy bien y por fin añadimos la pasta.


Dejamos que se cueza todo a fuego medio durante 20 min aproximadamente, hay que remover de vez en cuando y no dudéis en echar un poco más de agua si fuera necesario. A medida que se esta haciendo notamos como se ablanda la pasta y como se va formando una riquísima salsa blanca que huele divinamente. Al cabo de los 20 min (puede ser menos pero ya notaréis cuando esta, no tiene que quedar muy seco y la pasta debe estar hecha), añadimos los champiñones escurridos, la albahaca y el queso rallado, yo eché más de 50 g 😉. 


Rectificamos de sal y pimienta, yo utilizo la mezcla de 4 pimientas con sal del Lidl y removemos muy bien. C' EST PRÊT!! Servimos enseguida.


Podemos usar champiñones frescos claro, estará aún mejor! En éste momento no tenía en la despensa y tuve que tirar de bote pero con Portobellos este plato ya sería un manjar, palabra! Y no es Concha que me dirá lo contrario... Jeje! Espero que os haya gustado, hacedlo porque os sorprenderá lo rápido que se hace, lo fácil que es y lo rico que está y en UNA sola olla! 


Bon appétit!!

martes, 23 de mayo de 2017

Muffins de Frambuesa


Llevo 2 meses prometiendo publicar ésta receta en Instagram, será verdad que lo bueno se hace esperar jeje! Ya veréis que se trata de una receta muy fácil de hacer, últimamente no paro de hacerla porque se me antoja algo dulce y con ésta receta tengo muffins listos en un momento. Y menudos muffins, están super esponjitos y la fruta aporta una humedad que hace que este bizcochito sea irresistible. Un sabor único que gusta a todos (aquí al menos 😋). Dedico ésta receta a nuestra querida Cuca de Los dulces secretos de Cuca porque es verdad que cuando hago éstos muffins me acuerdo de ella, será porque sé que le encantan los muffins y además tiene ella muchas recetas de ellos y todas muy ricas 😉. Si no la conocéis, ya estáis tardando. Venga Cuca, para ti los primeros y ya me dices si te han gustado jeje! Vamos allá con la receta!


Para 12 muffins
250 g de harina bizcochona
150 g de azúcar
1/2 c/p de extracto de vainilla
100 g de mantequilla derretida + 1 pizca de sal
1 huevo (a temperatura ambiente) 
150 ml de leche semidesnatada (a temperatura ambiente)
2 puñados de frambuesas
(si echamos harina normal habrá que añadir 1 sobre de levadura química)

Precalentamos el horno a 180º. Ponemos la mantequilla a derretir en el microondas durante 30 / 40 segundos, no tiene que estar muy caliente. La mezclamos con la leche y el huevo. Batimos bien. En otra fuente mezclamos los ingredientes secos, la harina tamizada, el azúcar y la levadura si usamos harina sin impulsor integrado.


Vertemos los ingredientes secos sobre los líquidos, mezclamos lo justo para que se incorporen entre ellos. Añadimos también el extracto de vainilla. Y por fin echamos las frambuesas y mezclamos delicadamente.


Disponemos una capsula de papel en cada cavidad de los moldes y rellenamos a 3/4. Metemos al horno durante 12 min. 


Con un palillo miramos si los muffins están listos y los sacamos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.


También me ha dado para hacer la versión bizcocho: Petit muffin deviendra grand 😊, en éste caso deje el bizcocho 40 min en el horno. Y voilà!


Bon appétit!! 




martes, 16 de mayo de 2017

Sardinade


El sol esta de vuelta les amis y algo me dice que viene para quedarse... Bueno he mirado el tiempo en el móvil y no hay señal de agua, una lástima porque la verdad que hace mucha falta pero para el ánimo viene bien porque no sé vosotros pero yo los días grises los llevo fatal... En fin, hoy vengo con una propuesta para disfrutar de un aperitivo en la terracita. Entre otras tapas podemos preparar esta untuosa "sardinade", es una receta que traje de Francia por eso le dejo su nombre original pero ya con las fotos veis que se trata de un sencillo paté de sardinas (así lo podríamos llamar...). Y qué sencillo! Ya veis que no hay casi fotos del paso a paso, así que además de riquísima, ésta sardinade es muy facilita de hacer. Os digo la verdad pero ésta la hizo mi madre 😋 pero eso sí, con mi receta jeje!! Quién me lo iba a decir que mi madre me pediría recetas algún día?? Jaja! Vamos allá.


Para 6 personas 
175 g de Philadelphia con finas hierbas
2 latas de sardinas con aceite
1 c/s de tomate concentrado
Cebollino fresco

Abrimos las latas de sardinas y las escurrimos bien. No tiramos aún el aceite, si la preparación quedaría seca habría que añadir un poco. Metemos las sardinas en un bol y las trituramos con un tenedor lo máximo posible.


Añadimos el queso con el tomate concentrado y mezclamos bien hasta obtener una mezcla uniforme.


Picamos bien fino el cebollino después de lavarlo y lo echamos a la sardinade. Volvemos a mezclar.


Es ahora que vemos si se ha quedado seca, entonces añadimos un poco de aceite y removemos bien. A nosotras no nos hizo falta.
Cubrimos y metemos a la nevera al menos una hora.
Servimos la sardinade bien fría acompañada de pan tostado o colines, yo encontré esto que veis en las fotos en Lidl (cómo no jeje) y quedó bastante bien.


Podemos hacer la sardinade en un robot directamente, por ello metemos todos los ingredientes dentro del robot salvo el cebollino y trituramos todo junto. Fuera del robot añadimos el cebollino.
Luego también podemos hacer unos cambios: el tomate concentrado se puede sustituir por limón y podemos añadir aceitunas negras picadas, queda muy bien. 
Espero que os guste la propuesta para improvisar un aperitivo en el jardín, digo improvisar porque tendremos lista nuestra sardinade en un plis 😉.
Bon appétit!! 

martes, 9 de mayo de 2017

Aguacate's Cake


Se ha puesto de moda echar remolacha a los bizcochos, pues hoy os propongo echarles aguacate. Gracias a él he obtenido un bizcocho super húmedo y con un sabor muy sutil, os diré que no sabe a aguacate para nada, el hecho de añadir aguacate a una masa para bizcocho será por la textura maravillosa que se consigue, a mi me ha conquistado y volveré a hacer ésta receta seguro! Además, ya sabéis que el aguacate es una fuente de virtudes para el cuerpo, lucha contra el colesterol "malo", es bueno para el corazón y también para la vista entre otras cosas. Si estáis a dieta (dichosa operación bikini 😅) que sepáis que es un buen aliado porque gracias a su alto contenido en ácido oleico, la sensación de hambre se reduce considerablemente. En fin, yo os propongo un bizcocho, así que me imagino que no será tan sano como si lo tomamos en su forma natural pero sí que nos dará buena (mejor) conciencia a la hora de comernos un trozo de éste cake, verdad? 😋


Para un molde de 21 cm (7 cm de alto)
2 aguacates
1 limón ecológico
3 huevos
160 g de azúcar
40 g de aceite (para mi girasol pero podéis echar de oliva)
240 g de harina para bizcochos
Para el glaseado
70 g de azúcar glas
1/2 yogur griego natural
Para decorar
Nueces pacanas

El rey de la receta

No era la receta que tenía prevista para hoy pero me gustó tanto que quería compartirla con vosotr@s en seguida. Es una receta que vi en Instagram, en la cuenta de Lidl, nada más verla me enamoró porque me encantan los aguacates. Os diré que además es una receta 100% Lidl porque he usado solo productos de allí, no fue voluntario, es solo que a medida que estaba avanzando con la receta me dí cuenta que solo estaba usando sus productos jeje! Que me nombren embajadora jaja! La verdad que yo no cambio Lidl por ningún otro super... Dicho esto y promociones a parte jaja, ya vamos con la receta!


Antes de exprimir el limón, cogemos su ralladura y la reservamos. Trituramos los aguacates con el zumo del limón. Debemos obtener una mezcla más o menos lisa. Mirad qué bonita:


En una fuente, echamos los huevos con el azúcar y el aceite. Echamos por encima el puré de aguacate y batimos bien hasta que queden integrados todos los ingredientes entre ellos.


Tamizamos la harina (si no tenéis la de los bizcochos, añadís un sobre de levadura química tamizada también) y la añadimos a la masa. Mezclamos bien.


Integramos entonces la ralladura de limón y os dejo admirar mi regalito que me trajeron mis papis de Francia, la microplane 😍, menudo invento!


En un molde engrasado y enharinado o con papel de horno, vertemos la masa y horneamos en un horno precalentado a 180º durante 40 min. Vigilamos a partir de los 35 min con una brocheta de madera, tiene que salir limpia. Ya sabéis que cada horno tiene vida propia.


Sacamos el bizcocho, esperamos 5 min y desmoldamos con cuidado, lo dejamos enfriar en una rejilla.
Cuando tengamos nuestro bizcocho frío hacemos el glaseado, batimos el azúcar glas con el griego (yo eché menos de la mitad) y lo echamos por encima del bizcocho. 


En la receta original se necesitaba 400 g (!!!) de azúcar glas y 1 yogur entero, con las cantidades que he utilizado, he tenido bastante para cubrir mi bizcocho, lo podéis ver 😉.


Y por fin decoramos con nueces pacanas troceadas esparcidas por encima. 


La próxima vez quizás eche también nueces en la masa porque quedan genial con el bizcocho. En la receta de Lidl eran almendras y el griego era de higos (no tenía ninguna de las dos cosas, tuve que improvisar...).
Y c'est fini por hoy, os animo a hacer ésta receta que además de sorprendente y rica es muy fácil de elaborar. Feliz semana a tod@s.
Bon appétit!!

martes, 2 de mayo de 2017

Pizza Enrollada


Hace unas semanas mi querida Isabel del blog Cakes para ti publicaba su receta de Pizza en Espiral de Jamón y Aceitunas. En cuanto la vi supe que la tenía que hacer. Ya os he hablado del blog de Isabel aquí y hoy os volveré a decir lo generosa y buena gente que es porque es así, es un encanto de chica y hasta os diré que pocas quedan como ella 😊! Las recetas que Isabel nos propone cada miércoles son todas maravillosas y muy inspiradoras y como ya sé que nunca fallan por haber probado ya unas cuantas, no dudo en poner manos a la masa cuando publica una nueva jeje! 
Con ésta receta de pizza, ésta vez no es que la haya reproducido al pie de la letra, la verdad que lo que he hecho es inspirarme de la forma que dio a su pizza pero en fin, le tengo que hacer honor a Isabel porque sin su receta no hubiera hecho la mía 😉. También quiero dedicar ésta receta a Raquelita de Mi diversión en la cocina, elegida "Gran Reina de la Pizza", ella también hizo la receta de Isabel (aquí) y a ver si me da su visto bueno jeje!  


Para la masa
200 ml de agua
1 c/s de aceite de oliva
1/2 pastilla de levadura fresca
1/2 c/p de sal
15 c/s de harina
Para mi relleno (Podéis echar lo que más os guste)
Tomate frito
Queso rallado de mozzarella 
Queso Comté (Carrefour)
Queso azul
Jamón Serrano
Setas ConchaPORTOcaBELLO 😋

Vamos con la masa,  ponemos el gancho al robot y metemos en el bol todos los ingredientes menos la harina. Dejamos que se mezclen bien a una velocidad baja (2) durante 2 min más o menos. Luego vamos añadiendo la harina poco a poco, mínimo tendremos que echar 10 cucharadas. Subimos la velocidad a 4 y vamos echando hasta que la masa se vaya despegando de la pared del bol y que se forme una bola. Obtendremos una masa elástica y blanda, puede que quede un poco pegajosa, entonces le echaremos harina por encima para poder manipularla.
Metemos nuestra bola en un recipiente y dejamos que actúe la levadura, la masa tiene que doblar de volumen.


Extendemos nuestra masa sobre la encimera enharinada o sobre dos hojas de papel de horno, intentamos hacer que tenga una forma rectangular de casi 1 metro de largo y 30 / 35 cm de ancho.


Disponemos los ingredientes, primero el tomate frito, el queso rallado y luego el resto.


Enrollamos sobre sí misma la masa en sentido longitudinal para dejar los ingredientes en el interior de la masa, untamos un poco de agua con una brocha de cocina para sellar la masa.

Mirad a quién tuve de compinche 😍
Y por fin damos su forma final a la pizza. La ponemos encima de una placa especial para pizza si tenéis.


Otra vez con la brocha, echamos más tomate frito por encima y queso rallado.


Metemos al horno precalentado a 200º y dejamos al menos 15 min, vigilamos que no se nos queme, ya sabéis que cada horno tiene su historia 😉.


Y voilà chicos, espero que os haya gustado igual que a nosotros, creo que estoy tardando en hacer otra...


Bon appétit!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips