Tagliatelle di Zucchine


Pues sí que hemos entrado de pleno en la rutina, ya voy con la segunda receta de la temporada, los días pasan volando y en un suspiro ya estaremos liados con las uvas! (Nooooo!). Venga que aún nos queda por disfrutar del otoño aunque no sé si éste año tendremos más "veroño" que otoño porque no sé dónde vosotros pero aquí sigue calentando el sol! Entonces mejor aprovecharnos de los últimos calabacines y tomates del huerto (que eso es el lado bueno) para poder realizar un platito completo, sano y delicioso! Os seré sincera pero los calabacines a mi, no me hacen hacían ni fu ni fa pero gracias a ésta receta me he reconciliado con ellos, combinados con cosas ricas como el queso o el jamón serrano pues sale una receta estupenda y que además gusta a todos, Mini Chef se lo ha comido todo todo 😋.


Para 2 personas
2 calabacines
1 tomate pequeño o 5 tomates cherrys
2 lonchas de jamón serrano
80 g de parmesano rallado
2 c/s de aceite de oliva
Albahaca (a gusto)
Ajo seco (a gusto)
1 puñadito de piñones pelados
Sal y pimienta

Cortamos primero el jamón en tiras finas. Pasamos por la sartén los piñones pelados hasta que doren un poco, no hace falta echar materia grasa y los retiramos. Lavamos los tomates y los cortamos en 4 si usamos los cherrys o en trozos pequeños si se trata de un tomate normal (no como yo que lo corté en trozos más bien grandes). Pelamos el diente de ajo y lo trituramos. Reservamos todo.


Lavamos y pelamos los calabacines y con la ayuda del mismo pelador hacemos los tagliatelle formando unas tiras más o menos anchas y largas hasta llegar a las semillas del centro. Ahora os cuento qué hacer con el centro, no lo tiréis! 
Vertemos el aceite de oliva en la sartén. A fuego alto salteamos las tagliatelle, contamos unos 5 minutos de cocción, no más. Añadimos el ajo seco y los tomates, salpimentamos. 


Echamos entonces las tiras de jamón, la albahaca (seca para mi pero si tenéis fresca mucho mejor), la mitad del parmesano rallado y los piñones tostaditos. Removemos bien y c'est prêt!


Servimos de inmediato con el resto de parmesano espolvoreado por encima. Podéis añadir trozos de mozzarella fresca, también quedaría muy bien a éste plato. Una de las veces que hice éstos tagliatelle, las serví con un huevo, quedó estupendísimo. También acompañaran de maravilla a cualquier plato de carne (un filete de pollo) o un filete de bacalao por ejemplo.




¿Y qué hacemos con el centro de los calabacines me diréis? Pues muy fácil: ¡un velouté de calabacín!
Una receta de aprovechamiento estupenda. Yo necesité añadir una patata mediana, cuatro zanahorias, un cuarto de cebolla y un poco de nata.


En una cacerola echamos 2 c/s de aceite de oliva y doramos la cebolla en juliana, una vez doradita añadimos nuestra verdura limpia y troceada, removemos unos 2 o 3 minutos y vertemos agua hasta cubrir la verdura o un poco más. Echamos una pastilla avecrem (la que queráis) y dejamos hervir hasta que este hecha la verdura (unos 20 minutos más o menos). Trituramos todo muy fino, rectificamos de sal y añadimos un poco de nata, a gusto. Yo añadí un poco de piment d'espelette para darle un toque más cañero al velouté. Y voilà, dos recetas por el precio de una 😉.
Espero que os ha gustado, nos vemos la semana que viene...
Bon appétit!!

You May Also Like

23 comentarios

  1. Buenos días!! qué buena receta para empezar la semana :) A mi si que me gusta mucho el calabacín en todas sus preparaciones, y esta es genial, un plato sabroso y completo. Me gusta mucho el aliño y que lleve piñones tostaditos, de la un toque genial. Petonets+besos :)

    ResponderEliminar
  2. Justo ayer lo comentaba con una amiga, el calabacín es una verdura un poco sosa. La parte buena es que puedes utilizarlo en cualquier plato porque no va a alterar el sabor. Con la combinación que has hecho tu me lo comería bien a gusto, la verdad :)

    ResponderEliminar
  3. Lo de hoy es un dos por uno estupendo, hasta nos dejas la receta de aprovechamiento para no tirar nada, eso está bien. No puedes haber preparado un plato más sano y gustoso. Entra por los ojos solo con verlo y se puede acompañar con cantidad de alimentos, al huevo me apunto por supuesto. De primero me tomo la cremita de calabacín y de segundo los tagliatelle. Y me quedo como una reina oye!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Marina, vaya dos recetazas que nos has dado hoy!!! Yo suelo hacer mucho los tagliatelle de calabacín y mira por donde, nunca me ha dado por subirla al blog... creo que tengo que solucionarlo; tú ya sabes que yo lo del jamón serrano.... jajaja, no lo llevo muy bien, pero queda solucionado con la mozzarella o con unos trocitos de tofu salteado... si al fin y al cabo las recetas están par adaptarlas al gusto de cada cual.. ¿o no? Besos linda, y hasta la semana que viene, vaya buen sabor de boca que me llevo hoy.

    ResponderEliminar
  5. Como dice Lola, hoy has preparado un dos por uno, sano y muy completo, para mí también me pones de primero un tazón de velouté que se ve divino, y los tagliatelle perfectos, y aunque no te lo creas los hago, pero con lo que me gusta el calabacín (sabes que tengo un especial en el blog dedicado a ellos en exclusiva) nunca los he publicado, más que nada porque los suelo hacer cuando tengo mucha prisa y no me paro a fotografiar, pero la buena pinta que tiene tu plato, bien merece dedicarles un ratillo y enseñarlos como se merecen, ¡buenísimos!
    No me extraña que Mini Chef se lo haya comido todo, con ese jamoncito y el quesito, no hay quién se resista.
    Besitos, y me guardas un platito para luego, por favor, que me voy esta tarde para tu casa con mi George bajo el brazo, jejeje.

    ResponderEliminar
  6. Marina ole que plato, con tu permiso lo haré en casa, me ha encantado, un beset

    ResponderEliminar
  7. Bienvenida de vuelta, que maravilla dos recetas con el calabacín a mi si me gusta mucho y las dos versiones me gustan los tagliatelles para mediodía y la cremita para la noche un menú perfecto.
    Por cierto que alegría que tu peque coma de todo eso es una gozada.
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. La primera receta me rechifla y la segunda una delicia, ya ves, yo no le pongo peros a nada jeje, te han quedado las dos maravillosas, pues por aquí empezamos con las uvas esta semana y de pensarlo me pongo mala, no me gusta nada de nada, pero es lo que toca. Que suerte tienes un chef que come de todo, así da un gustazo....Bess

    ResponderEliminar
  9. Hummm que delicia, que receta más sana y apetecible y encima gusta a los niños, perfecta!!! besitos

    ResponderEliminar
  10. Hola Marina ! no he preparado a si el calabacin pero voy a prepararselo a mi hija que le gusta bastante ,me han encantado las dos recetas
    besitos

    ResponderEliminar
  11. Marina el tiempo va que vuela. Casi mejor que no lleguen las uvas aún que entonces llega mi cumpleaños y el de Lara y el calendario se vuelve a acelerar... Voy a dejar de pensarlo que me entra vértigo.

    Me encanta el plato que nos propones. Yo sí soy mucho de calabacines así que estoy encantada con esta receta que me gusta aún más porque te ha hecho reconciliarte con ellos ¡bien cocinados están muy ricos! Además son muy sanos pero ahí no voy a entrar porque ya te gustan de nuevo

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  12. Bonjour, j'aime l'idée de manger des légumes autrement.
    Un saludo .

    ResponderEliminar
  13. Je te laisse un autre commentaire, car je viens de m’apercevoir que je n'avais pas mis le nom de mon blog ;)

    ResponderEliminar
  14. Hola, siempre digo que no tirar nada en la cocina es de ser bena cocinera y tener buen gusto. A tí te sobra de todo eso. Yo siempre me he llevado bien con los calabacines y viendo tu plato se me ponen los dientes largos. Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  15. ¡Hola Marina!
    Tengo que decirte que yo no soy muy fan de esta verdura. Sin embargo, siempre la compro. Sí me gusta cocinar con ella, aunque no sea mi favorita. Hace unos meses tratando de comer algo "light" hice una pasta de calabacín o calabaza italiana, como le llamamos acá, pero en cruda. Tengo que probar tu receta que por mucho se ve mejor que la mía, sé que ahora si amaría el calabacín con estos sabores. Oye, y me encanta que tengamos doble receta, ese velouté se mira exquisito.

    Un beso grande, ¡nos leemos pronto!
    PD. Tu blog es DIVINO.

    ResponderEliminar
  16. Hace tiempo que quiero prepararlos, pero no me ha dado aún por ahí...viendo lo ricos que deben estar los tuyos, ya estoy tardando!

    ResponderEliminar
  17. Que pinta mas deliciosa!!me encanta este plato y la versatilidad!!besos

    ResponderEliminar
  18. Hola Marina. Ya llego tarde para comerme un buen plato, pero da igual porque con ver las fotos, ya disfruto. Me encanta el calabacín hasta crudo. Tu receta es deliciosa y muy sana, de las mías totalmente.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  19. Marina, un plato que he tenido que mirar dos veces para darme cuenta que la "pasta" eran le zucchine, un plato bueno, sano y muy original. La cremita para qué contarte. He visto que le has dado un remozado al blog y eso siempre viene bien para que se vea que nos importan los que nos leen o visitan. Te ha quedado muy bien. Me gusta la cabecera y la fotito con tu "mini chef" . Muchos besos y buen finde. Aprovecha los últimos días del verano y de la huerta.

    ResponderEliminar
  20. Hola guapísima !!!
    Por tardona me tocará fregar los platos ¿no? jajaja
    Pues verás, yo los hago más de noche los tagliatelle de calabacín, y es que me soluciona bien el plato de verduras para los protestones de casa. Claro, que yo soy una incondicional de esta verdura, me gusta mucho por la suavidad y lo rica que está allí donde cae.
    Un plato bien vistoso Marina, además de completo, el mini chef come divinamente por lo que veo.
    Y el aprovechamiento de la velouté, todo un acierto, no hay más que verla.
    Besotes mi niña.

    ResponderEliminar
  21. Me ha parecido un plato ligero y completo, lleno de sabores diferentes y color. Es fácil que guste a todos, incluso a los niños, que ya sabes son los que más se quejan. La crema ya la pide el cuerpo, contaré con ella. Besitos.

    ResponderEliminar
  22. Marina, hoy dos recetas con una, y eso que que los calabacines no te hacen ni fu ni fa, que si te llegan a gustar jajaja

    A mí sí me gustan mucho, aunque de esta forma que nos propones con la pasta no los he probado nunca, pero ya imagino que quedará un plato final de miedo

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  23. ¡¡Hola Marina!! ¡¡Pero cómo me gusta esta receta!! ¡¡Y eso que no es dulce, ja, ja!! Bueno, ya sabes que yo soy muy fan del calabacín, con sus poquísimas calorías, nos podemos permitir comernos un plato lleno hasta arriba, porque con esos ingredientes que le has puesto, sé a ciencia cierta que tiene que estar riquísima. Además, queda super vistoso, con ese calabacín cortado en tiras y ese colorido gracias a los tomates y al jamón. Entiendo que tu pequeño chef le encantara el plato, seguro que ahora él tampoco te dice que no a un plato con calabacines. Besitos.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Entrada destacada

Pizza Enrollada