Caqui Cake


Hoy despedimos a Febrero y eso significa que tenemos a la primavera a la vuelta de la esquina🌷. Cómo me gusta esta estación del año cuando empiezan a brotar los árboles y a llenarse el campo de flores silvestres. Qué bonito todo! Salimos del invierno y poco a poco volvemos a pasar más tiempo en el jardín, a organizar unas merendolas en el césped y a disfrutar del solecito... Por eso creo que este bizcocho sería ideal para empezar con esta temporada verdad? Bueno, me diréis que los caquis ya se han acabado pero por aquí sigo viéndolos en las fruterías y sino pues ya disfrutaréis de esta riquísima receta cuando vuelva el otoño jaja! Dejadla bien apuntada  porque sé que os va a gustar, para mi fue un real descubrimiento. Me lié una tarde en preparar este bizcocho porque tenía que gastar dos caquis, se los suele comer mi chico pero al comprarlos me equivoqué y no eran Persimón, así que ahí se quedaron hasta que decidí hacer algo con ellos. Pedí consejos a mi queridísima Concha - DBM ya que a ella le encanta el caqui (tenía mis dudas sobre lo áspero de esta fruta), encontré una receta, la tuneé y salió esto. Cuando salió del horno estaba un poco decepcionada por su aspecto pero de sabor estaba espectacular 😏.


Para un molde rectangular (25x11)
2 caquis bien maduros
3 huevos a temperatura ambiente
80 g de azúcar moreno + 1 sobre de azúcar vainillado
2 cucharadas de mantequilla a temperatura ambiente
150 g de harina
150 g de almendra molida
2 cucharillas de levadura química
1 cucharilla de canela
1 cucharada de extracto de vainilla
100 g de leche (puede ser vegetal)
70 g de nueces
100 g de pepitas de chocolate


Hice la receta de una manera pero tuve algunos problemas durante la cocción. Creo que haciéndola de esta forma que os voy a decir, hubiera salido el bizcocho perfecto... ;). 
Precalentamos el horno a 180º. Batimos la mantequilla con los azucares y añadimos uno a uno los huevos, seguimos batiendo hasta que este derretido el azúcar.
Mezclamos la harina con la levadura, la canela y la almendra molida e incorporamos poco a poco esta mezcla a la de los huevos con la mantequilla y el azúcar. Añadimos el extracto de vainilla.


Extraemos la pulpa de los caquis, la trituramos y la echamos a la preparación. Incorporamos la leche y mezclamos bien.
Machacamos las nueces pero no mucho, bueno a mi me gusta encontrarme trozos grandes en los bizcochos, lo hacéis a vuestro gusto. 


Las metemos en la masa junto con las pepitas de chocolate.


Vertemos en el molde untado de mantequilla o con papel de horno y metemos al horno entre 1h y 1h15. 


Os aconsejaría poner papel albal por encima para evitar que se queme, yo no lo hice y por eso lo saqué antes de tiempo porque ya estaba bien morenito y se me hundió... Trucos a los que uno piensa después.


Os quedará un bizcocho super húmedo y sé que ya lo he dicho pero de verdad que está muy muy rico! Podéis sustituir el chocolate por orejones o por otra fruta deshidratada y añadir otras cosas que os gusten, este bizcocho lo admite todo jeje! Lo áspero del caqui no se nota para nada pero también al estar tan maduros creo que ya no lo tenían... Espero que os guste la receta.



Bon appétit!!



You May Also Like

25 comentarios

  1. pero que ricura de cake ! ese corte es de lo mas tentador ! biquiños

    ResponderEliminar
  2. A veces pasa eso que el aspecto no es el que te esperas pero eso no siempre funciona en cocina, lo importante es que este bueno y este el corte lo tiene maravillosos y si de sabor esta bueno pues mejor que mejor, es como una chica es guapisima pero una sosa no jaja, el caso es que te quedo maravillloso guapa...Bess

    ResponderEliminar
  3. Yo desde luego lo tengo en cuenta, nada me gusta más que un dulce o postre con frutas o verduras entre sus ingredientes, les dan una jugosidad y sabor extra. Tu cake debe estar de lo bueno, lo mejor, ese corte tiernecito promete mucho, ideal para hoy en que los andaluces andamos festejando.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Marina!!
    Por donde yo vivo ya se ha empezado a notar el cambio del tiempo. Como bien dices entrar en la primavera es precioso. Aquí el cambio es brutal, ya que el invierno es bastante duro y quedan los arboles más que pelados jaja.

    El caqui no es una fruta que compre, está buena, muy dulce pero nunca me apetece comerla,así que en este dulce sería una gran idea para consumirla. ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Ya me imagino el sabor tan rico que tiene que tener con el toque de caqui, me tomaba un trocito ahora mismo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hola guapísima !!!
    Aunque sabemos que Febrerillo el loco nos ha traído días de verdadero frío, desde finales de Enero tenemos por aquí las margaritas en pleno apogeo y ya hasta amapolas en la puerta de casa. Toda una visión que me encanta.
    Y de tu receta, pues yo no le pondría ningún pero, la verdad. Yo con este tipo de bizcochos disfruto mucho más que con tartas recargadas de mantequillas y fondanes imposibles, así que me comería ahora mismo unas cuantas lonchas, de lo más a gusto.
    Recuerdo todavía el de Concha y lo primero que he pensado cuando he visto el tuyo, ha sido pensar en el de ella. Ya veo que también procede de su cocina jaja, me imagino la ilusión que le hará.
    Por aquí no hay ya caquis, pero cuando los compro, no da tiempo a hacer mucho más con ellos que pelarlos, son unos devoradores ;)
    En fin mi niña, que ni pienses en los posibles fallos que nadie ve, algunas veces nos exigimos demasiado.
    Besotesss

    ResponderEliminar
  7. Ma belle Marina, creo que has hecho el Caqui's Cake perfecto, si lo llamáramos Brownie Caqui's no podría ser más acertado, por la textura húmeda y jugosa, y a la vez consistente, bien lo parece. Pero lo llames como lo llames, seguro, y no me cabe la menor duda, de lo buenísimo que debe estar, la variedad de caqui que has comprado es el Classic, ideal para comer con cucharilla y por muy maduro que esté siempre se nota un poco la aspereza cuanto más te acercas a la piel, por eso me parece ideal tu pastel, es una buena manera de disfrutar de una fruta que tantos beneficios nos aporta y que es denostada por muchos aún sin haberlo probado.
    Gracias por la mención, yo no soy ninguna maestra en repostería, pero si llevo muchos dulces hechos en mi vida, ya pronto te digo cuántos (años tengo, Jajajaja...) pero si te puedo ayudar en algo ya sabes, tú pregunta y yo lo que no sepa, lo busco para encontrar una respuesta factible.
    En mi horno tu pastel lo hubiera horneado a 155 grados para que no se tostara tanto, y pudiera subir con facilidad, y si una vez hecho, al pincharlo la aguja sale limpia, le subo la temperatura para que se dore un poquito sinquemarse. Creo que tú lo has salvado bastante bien, a pesar que no estuviste muy contenta con su aspecto. Tam sabes que la repostería es química, y cambiar los ingredientes y cantidades es un riesgo, porque por poco que parezca, puede ser suficiente para ir al traste, a mí me ha pasado muchas veces, por ejemplo puede ser incluso por el tipo de harina que utilices, yo subiría un poquito la cantidad, ya que al llevar tantos ingredientes húmedos, necesita de un buen elemento sólido para que se mantenga en pie sin hundirse. A mí me pasaba con el clásico del Yogur de Limón, y fue ajustar la receta añadiendo un vasito más de harina, y conseguir la masa perfecta, fíjate si es así, que lo he versionado de muchísimas maneras, en sabores distinto, poniendo fruta y/o frutos secos, y desde que hice esos ajustes nunca más se me volvió a bajar el bizcocho una vez frío, quedando siempre con un copete perfecto.
    ¡Ea! Al final ya me salió la vena de maestrilla que llevo dentro y no he podido contenerme, jajaja...👩🏻‍🍳
    Espero que no te moleste mi clase magistral, de la que yo si fuera tú no me fiaría mucho, 😂
    Un millón de besos preciosa, sabes que de ti, tooooodo me gusta ❤️

    ResponderEliminar
  8. Marina que corte tan ideal te ha quedado.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Marina!! A mi también me apetece muuuuucho que llegue la primavera, porque el invierno no me gusta nada, ni el verano tampoco, salvo porque tengo vacaciones, ja, ja. Mis estaciones favoritas, sin duda, son el otoño y la primavera, con climas intermedios. Y sino hoy, aquí hace un día horrible, con viento y frío, y eso que la semana pasada ya tuvimos unos días muy agradables.
    ¡¡Ay el aspecto!! ¡¡Lo que nos importa el aspecto de la comida a las blogueras!! ¡¡Yo incluida!! Y no debería de ser así, pero es cierto que nos da por mirarlo y remirarlo bien antes de publicar. A mi, sinceramente, no me ha parecido feo tu cake, y te lo digo sinceramente, no por halagarte, me gusta todo lo que no es perfecto, y te aseguro que la foto donde aparece cortado en rebanadas me encanta, se ve muy bien, rico, húmedo, vamos yo te lo compraba sin ninguna duda, ja,ja. A mi me gusta mucho el caqui, de hecho, tengo en la nevera que compré ayer, así que por aquí también siguen vendiéndolos.
    Lo del horneado, a mi también me trae loca, y es que creo que tenemos tendencia a poner el horno muy alto para los hornos con aire. A mi me pasa igual, y muchas veces me resisto a bajarle al horno, pero estos bizcochos húmedos que necesitan tanto tiempo es mejor hacerlos con menos fuego para que no se tuesten rápido y se cueza bien por dentro (yo te lo digo aquí todo muy bien, pero luego no predico con el ejemplo, ja, ja)
    Por cierto, una cosa más, los azulejos que me decías el otro día en la foto de la pizza de mi blog, no son azulejos de verdad. Vi hace unas semanas en un blog que sigo de manualidades que hizo un marco de chimenea con madera y alrededor le puso una cenefa que simulaban azulejos. Ella dijo que lo había comprado en el Leroy Merlin, así que un día que estuve con mi hermana de rebajas fui y compré la cenefa. Como es autoadhesiva, la fui pegando en una cartulina tira por tira y me quedó ese fondo. La cenefa me costó 16 euros y pico, mucho más económico que comprar los azulejos, no pesa nada y se puede guardar fácilmente. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Marina, te ha quedado bien rico a mi si me gusta y además debe estará perfecto porque si te ha aconsejado nuestra querida amiga Concha seguro que sale perfecto y de sabor ya me imagino riquísimo!!
    Un besito grande

    ResponderEliminar
  11. la primavera ya la tenemos encima, es una bonita estación, me encanata ver como están floreciendo ya las primeras flores, todo se hace más alegre... Este bizcocho, tenga la pinta que tenga,para mí es perfecto, debe ser una delicia. No hay cosa que más me guste que un bizcocho con frutas o verduras, la textura es diferente , más hímedo y jugoso. Así que como voy de ronda por los blogs, me llevo un buen trozo para disfrutarlo bien a gusto. Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. Me encanta el caqui, así que tendré que probar tu receta, y aunque el aspecto no sea el mejor no tiene nada que ver...a veces los mas "feitos" son los más ricos.
    Que alegría que la primavera esté a la vuelta de la esquina!!!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Hola Marina!! A mi me encantan los caquis bien maduritos, imagino que en bizcocho estarán de vicio. Es aspecto es lo de menos, lo importante es probar nuevas recetas y descubrir postres deliciosos como el tuyo. Besos.

    ResponderEliminar
  14. Debe ser una delicia este cake, por el sabor del caqui maduro. Un beset

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Hola Marinaaa!!
    Me encantan los bizcochos super húmedos. Mmmm no sabes cuánto.
    Los caquis o palosantos como así lo llamamos por Cataluña me encantan.
    De pequeña cuando íbamos a la torre de mis tíos tenían un gran árbol de caquis y me ponía 'morada' jajaja.
    Te diré que solo una vez he cocinado caquis y fue cuando hice una mermelada, me quedó tan áspera que terminó en la basura. Figúrate el disgusto.
    Estos caquis al ser otra variedad seguro que no tienen esa aspereza, los probé una vez y también me gustaron.
    A este bizcocho no le falta de nada, está delicioso y me encanta. Te quejas del aspecto pues me parece muy vintage y con el tipo de miga le va mucho.
    Buenísisisisisimo. Lo tendré en cuenta.
    Pasa un estupendísimo día.
    Muuua!!

    ResponderEliminar
  16. Hola Marina. Pues yo soy un enamorado de los caquis jj pero últimamente prefiero los persimon ya que tienen más aguante y se pueden comer sin adoptar muchas precauciones. Por la foto veo que los que has utilizado son los clásicos, en cuanto comienzan a madurar hay que comerlos porque si no tardan muy poco en echarse a perder y es una pena porque están deliciosos, pero como te digo ahora uso los persimon, debe ser por comodidad jj.
    Hace ya algunos años hice un Bizcocho de caqui . Lo cierto es que me gustó mucho aunque no llevaba ni frutos secos ni chocolate como lleva el que has hecho.
    Creo que el tuyo debe estar delicioso. No hay más que ver la textura y la esponjosidad que tiene para saberlo. A mí me ha encantado, además ese color llama mucho la atención. Una verdadera tentación.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola!
    Madre mía, que buena pinta que tiene... me apunto la receta para hacerla :), por cierto, no conocía tu blog y es bastante interesante así que he decidido seguirte, ¿Me seguirías devuelta si te gusta mi contenido?.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. Hola Marina!! se ve un bizcocho muy jugoso , y los consejos que das estupendos ,porque a veces pasan cosas en el horno que se pueden solucionar de otra forma ,pero a mi me parece que te ha quedado perfecto ,me encanta como se ven las nueces
    besitos

    ResponderEliminar
  19. Marina, te ha quedado muy bien, algo morenito pero seguro que estaba muy rico, buen recurso ese de taparlo dentro del horno con un poco de aluminio. Tenemos que recurrir a lo que podamos. Comentas que se te bajó al sacarlo, yo hago muchos con frutas y suelen bajar un poco al sacarlos del horno, quizá por el propio peso de la fruta. Con esas nueces grandes o que se puedan morder en el bizcocho me encanta. Te contaré que nunca he comprado caqui, no me ha llamado la atención, pero será cuestión de comprarlo si todavía están en fruterías y probar con ellos. Muchos besos y muy buena pinta. Hay que probarlo. Por cierto, ya nos queda menos para primavera, estación que adoro para estar tiempo en el jardín y empezar a ponerlo al día, pues vivo medio año en el campo y cuando empiezo a limpiar, a.podar, plantar y demás, es un palizón... jajaja

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola Marina! Esta semana vengo bien tarde a visitarte y ni siquiera recuerdo si la semana pasada te dejé un comentario... De lo que sí estoy segura es de que he visto tus fotos por Instagram ¡me estáis enganchando entre todas a esa red social!

    Entre el trabajo, el día de Andalucía y Lara que anda un poco lastimera como reacción a la triple vírica (que seguro te acuerdas de los efectos en tu pequeño Luca) voy un poco a contrapié estos días y llevo muy retrasadas las visitas a vuestros blogs ¡no te puedes imaginar lo que me ha costado preparar la entrada del mío para hoy!

    ¿Qué te digo de tu receta? que me parece perfecta. Vale, igual el aspecto no es el mejor del mundo, lo aceptamos, pero si el sabor es bueno y nos cuentas y muestras tus problemas y qué podemos hacer para solucionarlos ¿no es acaso perfecto eso?

    Porque odio la gente que parece que no tiene una sola dificultad al preparar ninguna receta y luego te pones y ¡zas! todo te sale mal. Por eso yo tiro de recetas de gente que sé que cuenta la verdad y que si me pongo a prepararlas en casa no van a quedar auténticos churros ni voy a invertir un tiempo y unos ingredientes en algo que no va a salir ¡no estoy dispuesta!

    Perdona mi tardanza, no me olvido de vosotras, pero a veces las cosas van un poco torcidas

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  21. Aún no acabó el invierno y dicen que vienen fríos este fin de semana, pero la primavera tienen ganas de resurgir desde hace un tiempo, ya le vemos sus primeras intenciones en la naturaleza. Te diré que tengo un árbol de caquis en mi jardín y todos los años nos da muy buena cosecha, es de los clásicos, y es verdad que si no tienes precaución resultará áspero, debemos evitar apurar la piel y no comer el filamento central. A mí no me gustaban y han empezado a gustarme desde que lo tengo. Extrayendo la pulpa con una cucharilla y excluyendo lo que da aspereza, resulta una fruta deliciosa, con personalidad. Nos gusta dejarlos en el árbol y cuando alcanzan su punto de madurez ponerlos en el frigo, pues les va genial comerlos fresquitos.
    a veces se me acumulan y llegan hasta este tiempo, por eso no me extraña que aún estén, aunque queden pocos.
    He pensado alguna vez en hacer algo con ellos y luego no lo he hecho. Para el próximo año recordaré tu receta y me animaré a probar teniendo en cuenta tus consejos. Ojalá pudiera probar un cachito del que has hecho. Besos guapa.

    ResponderEliminar
  22. Hola!!! lo encuentro ideal para dar la bienvenida a marzo, y para cada día, jaja. Los caquis me gustan y los tomo pocas veces. Y en cake tienen que estar muy buenos, a lo máximo que he llegado a sido a preparar un coca con caqui por encima. Me gusta mucho tu cake y es que se me hace la boca agua con el corte.... y con el extra de choco me encanta, ya voy a por el cafetito ;)
    Petonets y muy buen finde ;)

    ResponderEliminar
  23. Tiene una pinta deliciosa que rico!!besos

    ResponderEliminar
  24. Hola Marina, primera vez que te visito y tu blog es encantador, hay cosas muy ricas por aquí. Tu bizcocho se ve muy húmedo y jugoso, aunque el aspecto exterior se vea un poco oscuro como dices, me parece que se ve genial y de seguro sabe muy rico. Esta fruta no le he visto aquí donde vivo, por eso me llaman mucho la atención las recetas de ingredientes que no conozco.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  25. ¡Y pensar que yo me había perdido ésto...!
    Tienes que disculparme, sabes que me encanta tu espacio y que siempre que puedo vengo, pero últimamente tengo más de cien comentarios y tengo por costumbre contestar a todos, por lo cual comprenderás que no tengo ni tiempo para visitar a aquellos que quiero y me gusta lo que hacen.
    Si te digo la verdad, tengo malos recuerdos de los cakis, no debí de probarlos en su mejor momento, lo que todavía no olvido es algo áspero que no me gustaba.
    Pero, también sé que con tus manos transformas los alimentos, haces de algo simple una delicia y mucho te lo agradezco.
    Eso tiene que estar buenísimo, no creo equivocarme, sé bien lo ricas que están tus recetas, alguna ya he hecho.
    Abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar

Entradas populares

Entrada destacada

Pizza Enrollada