miércoles, 15 de octubre de 2014

Petits pains caseros

Hoy empieza la aventura!!
Queridas Finas, ya no hay marcha atrás… Gracias por animarme a hacer esto, espero que os guste. Todas las recetas serán facilitas, me gusta cocinar pero también me gusta que sea fácil aunque me gustan los retos. También si alguna receta me parece muy elaborada, intento adaptarla, así que tranquilas, nos ponemos el mandil y manos a la obra. Me falta aclarar una cosa, las recetas no son aptas para dietas así que si no te gusta la mantequilla, la nata, el chocolate y si cuando vas al restaurante pides una ensalada, ya puedes huir!!  
Hoy empezaré con la base, la receta del pan y sin máquina!! Un gran descubrimiento para mi, siempre quise hacer mi propio pan pero todas las recetas que encontraba eran muy difíciles y había que usar una máquina que no poseía entonces. Hasta que di con esta maravillosa receta que ahora voy a compartir con vosotras.


Para 6 o 7 petits pains:
375 g de harina
12 g de levadura fresca (Mercadona, Carrefour…)
1 cucharilla de sal
50 ml de leche tibia
250 ml de agua tibia
1 cucharilla de miel


En un cuenco bastante grande echa la harina, calienta un poco el agua y le añades la levadura para que se disuelva más fácilmente.


Calienta también la leche y mezcla todos los ingredientes con la ayuda de una cuchara, no hace falta meter las manos si no quieres aunque yo las acabo metiendo.


Una vez que tienes todo bien mezclado, hay que formar una bola, es una masa muy elástica y se te pega a las manos todavía, tranquilidad que es normal!! Espolvorea un poco de harina sobre la bola, tápala con un film y déjala reposar unos 40 minutos en un sitio calentito (al lado de la chimenea en invierno, de un radiador o mismamente en tu microondas*).
Ya han pasado los 40 minutos, la masa ha duplicado de volumen.


Espolvorea un poco de harina en tu encimera, pon la masa encima y echas un poco de harina sobre la masa que sigue muy pegajosa pero tiene que ser así, echa lo justo para poder manipularla. Si echas demasiado obtendrás un pan demasiado duro. La trabajas apenas, lo justo para formar una baguette, igual que en la foto.


Ahora cortas unos pequeños panes y los dispones en papel de horno en una placa.


Ya has precalentado tu horno a 200ºC previamente, entonces metes al horno durante 15 a 17 minutos.




Una vez que los sacas del horno, los dejas enfriar y a comer! Aunque a mí me gusta comérmelos tibios… Se conservan muy bien 2 o 3 días en una caja hermética si todavía hay supervivientes pasado el primer día. También lo que hago para mi desayuno, los corto por la mitad y los paso por la tostadora, con mantequilla y mermelada, un desayuno perfecto para bien empezar el día.

* puedes usar tu microondas como mini estufa, para eso, tienes que poner a calentar un cuenco bien grande de agua, enseguida sacas el cuenco y metes la masa dentro del microondas, dentro se mantiene calentito.

Bon appétit!

6 comentarios:

  1. Intentaré la receta y "bon courage" para la continuacion de tu blog.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué buena pinta! Debe oler a gloria y saber... ¡Qué maravilla! Ánimo con la nueva aventura. ¡Bravo!

    ResponderEliminar
  3. Me muero por hacer estos panecillos, preciosa! Ya me he anotado la receta, seguro que caen, pronto... muy pronto. Besos linda.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Qué buena pinta tienen los panes Marina!! Fantásticos para acompañar esas burguer de quinoa. Voy a seguir leyendo tu otra receta. Besitos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips