martes, 28 de junio de 2016

Gazpacho "Gourmet" de Manzana


Hola! Ya esta apretando fuerte el calor eh? Por eso me acorde de una receta genial que vi el otro día en el estupendo blog de Elisa, "Que no te falte un perejil". La verdad que en cuanto la leí la apunte en mi cuaderno de recetas. Llevo mucho tiempo en España (bueno tampoco tanto... solo 12 años jaja!)  y todavía no tenía una receta "fija" de gazpacho, había probado como mucho dos veces en hacerlo pero el resultado no me gustaba demasiado y lo fui dejando... Faltaba un toque original, el mismo que le ha dado Elisa en su receta: la manzana! Para mí fue la revelación jeje! Igual que el jengibre en los zumos que leí en "ChupChupChup" el otro día, son toques geniales que dices por qué no lo había pensado?? Parece como evidente a veces verdad? Con esta receta quiero agradecer todos los truquillos que "me" van soplando aquellas maravillosas blogueras! :)


Para 1 litro de gazpacho
500 g de tomates maduros
1/2 pepino
1/2 pimiento verde
1/2 diente de ajo
1/4 de cebolla
1 manzana Golden
50 g de aceite de oliva
8 g de vinagre de manzana
Sal a gusto

Guarnición
Queso curado
Manzana
Tomates cherrys
Jamón serrano
Hierbabuena

En la receta original que podéis ver aquí, Elisa pone más cantidad. Nosotros en casa somos dos en tomarlo por eso he rebajado de mitad las cantidades de la receta. El pequeño "compinche" aún no sabe lo que esta rico... jaja! Elisa usa la Thermomix para hacer este rico gazpacho, yo como no tengo, me he pasado al plan B y me ha salido bastante bien ^^.
Troceamos los tomates, el pimiento, el pepino, la cebolla y la manzana. 


En el bol del blender (mi plan B) metemos primero los tomates y trituramos durante un par de minutos a una velocidad media y podemos ir subiendo poco a poco. Vamos añadiendo el pimiento, el pepino, la manzana, la cebolla y el ajo pelado. Trituramos un minuto más y ya echamos el aceite, la vinagre de manzana y la sal. Damos al botón 10 segundos y ya esta listo.
Lo reservamos en la nevera, yo lo hice por la mañana para servirlo bien fresquito para comer, mmm...


Antes de servir picamos muy fino la guarnición: el queso y la manzana en cubitos (a la manzana la eche un chorrito de limón para que no se oxidará), cortamos los tomates cherrys en dos y el jamón en trocitos pequeños. Picamos la hierbabuena también. 


En un bol o plato hondo servimos nuestro gazpacho y repartimos nuestra guanición y voilà! Un plato 10 super refrescante y ideal para el verano, para comer a todas horas y sin moderación!



Una vez más, gracias a Elisa por compartir esta riquísima receta y no dudéis en visitar su blog que esta repleto de recetas deliciosas como esta! 
Bon appétit!

sábado, 25 de junio de 2016

Helado de Plátano y Nutella (sin heladera)


Hola! Con estos calores creo que podría alimentarme únicamente de ensaladas, batidos bien fríos y... HELADOS! Declaro oficialmente abierta la temporada de comer helados caseros a todas horas y como ya sabéis: "lo casero, es sano!" Así no tendremos tanta carga de conciencia ^^. Este verano, pienso compartir con vosotros unas cuantas recetas y si todos los helados son iguales de buenos (buenísimos) que éste, creo que me voy a hacer muchos amigos jaja! 
Es una receta que saco de un blog francés, se llama "Mon coin gourmand", podéis visitarlo, aunque sea solo para mirar las fotos, vale la pena! 



Para 1 litro de helado
5 plátanos medianos bien maduros
10 g de zumo de limón
2 huevos
75 g de azúcar
100 g + 100 g de Nutella (u otra marca: a gusto de cada uno)
15 cl de nata para montar bien fría

Antes de daros la receta quería disculparme por la presentación, la verdad es que nunca he conseguido hacer unas bolas en condiciones! Por mucho que me empeñe, no soy capaz de sacar una bola redondita y bonita... Pero en fin, como tampoco altera al sabor, digo yo que me perdonáis no? Sí, verdad? Jeje! Hala, vamos con la receta!
Hacemos un puré con los plátanos y el zumo de limón, yo usé mi blender para así obtener un puré muy fino y quedó estupendo.
Separamos las claras de las yemas y batimos las yemas con el azúcar hasta que la mezcla doble de volumen. Añadimos el puré de plátano y los primeros 100 g de Nutella y volvemos a batir bien.


En un bol, montamos la nata hasta que se ponga bien firme y la incorporamos en 3 veces a la mezcla de plátano. Hay que ir levantando la preparación para que se incorpore lo más delicadamente posible la nata montada.
Montamos ahora las claras y las añadimos a la mezcla de la misma manera que la nata, en 3 veces y con mucha delicadeza.


Pasamos al microondas los 100 g  que nos quedan de Nutella con mucho cuidado de no quemarlos. Unos 20 segundos serán suficientes y más con el calor que hace, ya esta blandita.
Necesitaremos una cubeta que pueda contener 1l de helado o dos de 1/2l como yo he hecho, en fin, lo que tengáis en casa ;). Vertemos un poco de nuestra mezcla de plátano en la cubeta y cubrimos con un poco de Nutella derretida. Volvemos a verter un poco de mezcla y otro poco de Nutella. Ya vertemos el resto de la preparación y terminamos con la Nutella.


En el blog "Mon coin gourmand" pone que se puede comer después de 4 o 6 horas pero yo me esperé hasta el día siguiente.



Es un helado exquisito y os aseguro que no tiene nada que envidiar a los helados que encontramos en las tiendas, es super untuoso y muy sabroso. Y lo mejor es que pasados unos días sigue igual de blandito al sacarlo del congelador, digo eso porque con otros helados que he podido hacer, a veces me ha ocurrido que pasados 2 días estaban más duros que una piedra! Lo podéis comer tal cual o hacer como yo y añadirle unas rodajitas de plátano... Delicioso! Aprovecho para daros las gracias porque cada vez sois más en seguirme y eso me hace muy feliz :) Un abrazo para cada uno de vosotros y espero que disfrutéis de este helado como nosotros lo hemos hecho jeje!
Bon appétit!!

martes, 21 de junio de 2016

Brownie Choco - Caramelo de Cyril Lignac


Hoy es verano y mañana ya le dan las vacaciones al nene, alucino, ya ha pasado un año más. Ya ha tenido su fiesta de graduación en el cole, es que cuando uno acaba "Educación Infantil" hay que celebrarlo por todo lo alto jeje! También había que homenajear al pequeño rey de la casa cuando estuvimos en pequeño comité, por eso decidí preparar uno de sus postres favoritos (mientras lleve chocolate ya es uno de sus prefes jaja) que es el brownie. Ya publiqué hace unos meses una receta de este bizcocho US que podéis ver aquí pero para esta ocasión tan especial, quería darle otro toque y recordé que tenía esta receta de Cyril Lignac, majísimo y buenísimo chef repostero francés. Espero que os guste igual que a mi nene. 


Para un molde de 21x21
100 g de nueces en trozos
12 onzas de chocolate blanco
Caramelo de mantequilla salada
120 g de chocolate negro
120 g de mantequilla
100 g de azúcar
2 huevos
60 g de harina

Para el caramelo de mantequilla salada, os dejo la receta aquí, es muy fácil de hacer pero os recomiendo coger una mantequilla de buena calidad porque en unas ocasiones me he llevado algunas que otras malas sorpresas cuando he querido usar mantequillas de marca blanca. La podemos hacer el mismo día que el brownie o unos días antes ya que se puede comer a cucharadas, mientras dejamos algunas para nuestro bizcocho, no hay problema ;).


Entonces, si ya tenemos listo nuestro caramelo de mantequilla salada, este postre se prepara en un plis, por lo tanto encendemos nuestro horno a 180º.
Mezclamos las nueces y las onzas de chocolate blanco troceadas. Ponemos el chocolate negro y la mantequilla a derretir al baño maría. Batimos en una fuente el azúcar con los huevos y añadimos la mezcla choco - mantequilla. Mezclamos bien y echamos la harina, no hace falta remover mucho a partir de ahora porque como ya sabemos el brownie es un bizcocho muy denso entonces hay que evitar meterle aire. Añadimos por fin las nueces con los trozos de chocolate blanco.


Vertemos la masa en un molde en el cual hemos puesto una hoja de papel de horno. Cogemos nuestro bote de caramelo y vamos echando unas cucharadas bien generosas al bizcocho.


Metemos al horno durante 30 min. El brownie tiene que tener un aspecto un pelín crudo en el medio.
Una vez que lo hayamos sacado del horno, dejamos que se enfríe y desmoldamos.
Nosotros nos lo comimos cuando aún estaba templadito, cuando se podía notar el caramelo derretido en boca... mmm... delicioso!!


Ya sabéis que hacer brownies es como cuando hacemos bizcochos de yogur, hay miles de opciones... En este caso, se podría cambiar las nueces por almendras o el chocolate negro por chocolate con leche, qué echáis vosotros en el brownie?
Bon appétit y feliz verano a tod@s!!


martes, 14 de junio de 2016

Pimientos Rellenos Quinoa, Berenjena y Queso Feta


Hola cocinillas!! Esta semana vengo con una receta salada y de lo más sana... Ya habéis oído hablar todos de la quinoa, y de todas sus virtudes me imagino pero por si alguno no se ha enterado bien aún, voy a resumir las propiedades de las semillas más fashion del momento. La quinoa por muy sorprendente que os parezca pertenece a la misma familia que las espinacas! Es muy rica en proteínas y en fibra pero también es fuente de hierro y de minerales como el magnesio, el potasio y el calcio entre otros. Sin hablar de las vitaminas B, C y D que posee... Vamos que es la leche! Y encima es muy fácil de usar, se puede comer en ensalada, de acompañamiento y hasta se puede hacer postres con ella... Yo la he usado como relleno para mis pimientos, espero que os guste la idea. Queda un plato muy ligero y sabroso y sobretodo muy fácil de preparar así que a qué esperáis?? 


Para 2 o 3 personas
2 pimientos grandes (del color que queráis y pueden ser 3 pequeños también)
1/4 de cebolla
120 g de quinoa
1 berenjena pequeña
1 pastilla avecrem
150 g de queso feta
2 tomates pequeños
Aceite de oliva
Queso rallado

Las semillas están de moda... ^^
Cortamos primero la berenjena en cubitos (yo le quite la piel) y picamos la cebolla bien fina. En una cazuela con un chorrito de aceite, freímos un poco la cebolla hasta que se dore ligeramente y añadimos la berenjena. Pasados 2 o 3 minutos, añadimos 1 litro de agua y la pastilla avecrem. Mientras, lavamos las semillas bajo el chorro del grifo. Cuando se ponga a hervir el agua, ponemos nuestra quinoa a cocer. Se tarda unos 15 min.
Entretanto, mondamos los tomates y los cortamos en dados. Cortamos también la feta de la misma forma. Limpiamos nuestros pimientos y los partimos por la mitad. Los vaciamos y reservamos.
Cuando hayan pasados los 15 min, escurrimos la mezcla quinoa / berenjena y le añadimos los tomates y el queso feta. 


Mezclamos bien y rellenamos nuestros pimientos con la mezcla. Disponemos los pimientos en una fuente que va al horno. Rociamos con un chorrito de aceite y metemos al horno precalentado a 200º durante 45 min.


Cinco minutos antes de sacar los pimientos del horno, espolvoreamos queso rallado por encima con mucho cuidado para no quemarnos. El queso es facultativo pero le da un muy buen toque ;). 


Y voilà, se sirve bien caliente... ya me diréis ^^. A mi me quedó un poco del relleno, por la noche lo saque de la nevera y le añadí vinagreta, estaba delicioso. Y vosotros, conocíais ya la quinoa? Y si sí, cómo la soléis comer? 
Bon appétit!! 

martes, 7 de junio de 2016

Doble de Fresas, Doble Placer...


Hola! Esta semana os traigo más recetas con fresas, seguro que no os vais a quejar no? Jeje! Pero he oído que ya se esta acabando la temporada (cosas que mi huerto esta haciendo oídos sordos) entonces hay que aprovechar hasta al final! Que son tan ricas....
Y por qué dos recetas? Porque con la primera necesitaba solo las claras de los huevos y como no me gusta desperdiciar nada, tuve que "forzarme" a hacer la segunda receta. No os podéis imaginar lo que nos costó comer estos vasitos! Jaja!

Mousse de Fresa


Para 2 copas 
200 g de fresas
3 cucharadas de azúcar
2 claras de huevo

Limpiamos bien las fresas y las quitamos el rabito. Las cortamos en trozos y las metemos en el vaso de la batidora (la que usamos para hacer sopas). Añadimos el azúcar y trituramos bien hasta obtener una mezcla lisita. Yo he pasado el puré de fresas por un colador para intentar quitar lo máximo posible las pepitas pero ya eso es a gusto de cada uno.
Montamos las claras a punto de nieve, bien firme. Luego vamos incorporando poco a poco las claras montadas al puré de fresas, hay que levantar la mezcla con mucha delicadeza, usaremos una lengua o una cuchara de madera (no uséis el batidor que se quitaría todo el aire!).
Por fin, repartimos la mousse en las copas y tapamos con un film. Reservamos en la nevera durante al menos 2 horas. 
Y voilá, ya tenemos nuestro primer postre listo, es ideal para estos días calurosos que nos esperan porque es muy refrescante, lo tenemos que servir bien frío. Esta delicioso y muy sabroso.


Ahora vamos con el siguiente, me quedaban mis dos yemas y como sabréis ya, las claras se pueden conservar un tiempo en la nevera (bien tapaditas) pero las yemas no! Tenía que remediar a eso... Y pensé hacer una crema pastelera. Ya os cuento: 

Vasitos "Tarta de Fresas" 


Para 6 vasitos (tipo para chupito)
6 u 8 fresas
Crema pastelera
6 galletas "Speculoos" Lotus
Mermelada de frambuesas

Lo primero que haremos es la crema pastelera, nada más fácil, tenéis todo el proceso aquí, en la receta de la Tarta de Fresas.
Dejamos que se enfríe bien la crema y ya podemos montar nuestros vasitos. Para hacer algo más limpio metí mi crema en una manga pastelera, sin boquilla. Machacamos nuestras galletas en el mortero y repartimos las migas por los 6 vasos así ya tenemos nuestra base. Luego echamos la crema pastelera por encima y ponemos en cada vasito unas fresas cortadas y un poco de mermelada (yo solo cogí el jugo) para dar el brillo.


Habéis visto qué fácil es? No hay excusas para prepararse un riquísimo postre! Y vosotros qué hacéis con las fresas, cómo os gusta más comerlas?
Bon appétit!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips