Madeleines Miel y Limón


Sigo con mi carrera contrarreloj y creo que ya es el momento de revelaros un poco más del proyecto 😏. Tengo que realizar 250 choux para 70 personas, por eso pude publicar la receta de la Pâte à Choux hace 2 semanas, ahora todo encaja verdad, jeje! Estoy haciendo los choux aquí en España para luego llevármelos a Francia para el Día D, toda una locura me diréis pero todos confían en mi y eso me da un subidón que no veáis! El gran día es el 17 de marzo, aún tengo tiempo. 250, casi nada pero ya tengo 100 hechos 💪, al final uno va cogiendo el ritmo, ya ni miro la receta y me sé todo de memoria. Lo único es que mis hombres se han hecho fans de los choux y tengo que apartar algunos para que puedan disfrutar de ellos (bueno yo también eh 😋 jaja).
Como veis, todas las semanas ahora sí o sí reposteo y por eso me cuesta un poco más llevar el ritmo para cocinar para el blog. Pero el sábado, volví a sacar mi regalo de Navidad y abrí el libro de Cyril Lignac - La Pâtisserie y me decidí por unas magdalenas, tenían tan buena pinta... (bueno en éste libro es difícil encontrar algo que no te de hambre de inmediato) no pude resistirme. Además eran fáciles y rápidas de hacer. Así cumplía con mi plazo de publicar mi receta del lunes porque el sábado por la mañana ya estaba pensando en dejaros sin nada para la cita con George jeje!


Para unas cuantas madeleines

200 g de mantequilla
La ralladura de un limón o de una naranja
195 g de azúcar de caña bio
20 g de miel bio 
200 g de huevos (3 gordos) a temperatura ambiente
200 g de harina de espelta bio
6 g de levadura química

Dependiendo de nuestro(s) molde(s) obtendremos más o menos magdalenas, yo tenía solo un molde con cavidades pequeñas, entran 12 magdalenitas y me salieron un montón. También podemos dividir las cantitades de los ingredientes en 2. Igualmente, es posible usar otros moldes, lo que tengamos en casa, habrá que ajustar entonces el tiempo de cocción en el horno.
Derretimos la mantequilla en el microondas, 3 veces 30 segundos, mezclando un poco entre cada vez y reservamos. Con un batidor de mano, mezclamos la ralladura del limón con el azúcar. 


Incorporamos la miel y los huevos.


En el bol del robot con la varilla, mezclamos la harina tamizada con la levadura química. Vertemos entonces poco a poco la preparación anterior. Mezclamos a velocidad lenta. Integramos por fin la mantequilla templada. 


Dejamos reposar la masa unas 2 horas mínimo en la nevera. En su libro Lignac preconiza dejar reposar la masa 24h pero yo no tenía la paciencia de esperar y han salido muy bien igual 😉.
Precalentamos entonces el horno a 175º. Untamos las cavidades del molde con mantequilla y enharinamos, quitamos el excedente con unos golpecitos y rellenamos las cavidades con una cucharilla de masa. 


Metemos al horno durante 6 min, hasta que estén doradas alrededor y más claras en el medio. 


Las desmoldamos con cuidado nada más sacarlas del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Y voilà ! C'est trop bon ! Son ideales para acompañar un cafelillo o a la hora del té, Rooibos para mi, lo he descubierto hace poco y soy adicta ya!! 


Voy a prepararme uno ahora mismo y comerme unas cuantas de estas madeleines... Ah! Al final estaba un poco cansada, debido a mi molde super mini y decidí terminar la masa echándola en moldes para Financiers y añadí un poco de dulce de leche en medio de la masa... Cómo?? Que soy golosa?? Noooooo! Jajaja! Encore meilleur


Hasta la semana que viene les amis! 
Bon appétit!!

You May Also Like

24 comentarios

  1. Buenos días ma belle, tu “terrible infidelidad” con Roiboos a nuestro adorado George, solo será perdonada si entremedias aparece el tal Cyril con una dulce tentación, y es que tus madeleines, son aún más adorables si la compartes con unos financiers ¿rellenos de caramelo?¿o era dulce de leche? Da igual, seguro están de pecado mortal, Jajajaja.
    Esto no puede seguir así guapi, me estas conviertiendo en una infiel “pecadora” a nuestro querido George, y es que ya estoy deseando probar ese mix con Roiboos que me hace despertar mis instintos más primarios, Jajajaja... ¿A qué hora desayunamos?
    Gros bisous, á tout à l’heure.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Concha!! Tienes que hacerte con Roy 😂 Intenta ir a una tienda especializada y pides el "Sueños de África", es el agua caliente más rica que he probado nunca jaja! Tiene que ser natural y de esos que se meten en cestilla... No respondo del Rooibos comercial 🙄 jaja!! Je t embrasse petite Concha😘

      Eliminar
    2. Jajajaja, si me lo pintas tan bonito, me voy a África con los ojos cerrados en busca del señor Rooibos, Roy para les amies, “Roiboos” para las “ignorantes” que aún no lo conocemos, (las prisas nunca fueron buenas,Jajajaja)

      Eliminar
  2. Buenos días Marina!!
    Que preciosidad de madeleines, a mi me encantan y te han quedado maravillosas, para desayunar y merendar son ideales.
    Sobre el proyecto que tienes entre manos decirte que venga, pa lante como los de alicante, mira lo que falta y ya tienes 100. Mira por si puedo ayudar en algo, yo esa masa la preparo y luego en cubiteras de silicona redondas la congelo, luego calientas el horno y así congeladas las pones en la placa del forno y tardan un poquito más en hacerse, claro, pero el resultado es maravilloso. A oo mejor ya sabes esto, te lo digo por si puedo ayudar un poquitin. Seguro que saldrás con una tarta espectacular, eso no lo dudo...Besss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus consejos Esther, sé que eres una gran cocinera y repostera. Lo tendré en cuenta pero lo que he hecho es congelar los choux hechos ya para ganar tiempo para cuando me vaya allí a rellenarlos jaja! Un besote😘😘

      Eliminar
  3. Buenos días Marina, me vengo a desayunar contigo!! me encantan estas madeleines, tienen que oler de maravilla, a limón y miel. No sabes lo bien que me irían ahora con el café, así da gusto desayunar :) Ánimos con tu proyecto, en marcha!!! petonets :)

    ResponderEliminar
  4. Marina, y todavía tienes tiempo de hacer estas ricas madeleines!!!, madre mía Marina...
    Creo que has dado una buena pista de tus misterioso pastel. Te va a quedar ¡Genial!. Debes tener el congelador "a tope", pero al final lo importante es la organización.
    Nunca hice madeleines porque no tengo el molde, pero bueno se pueden hacer en cápsulas de magdalenas tradicionales aunque no es lo mismo ¿verdad?.
    Todo bio, buenísimo.
    Ideales para merendar. Te quedaron espectaculares.
    Feliz semana guapísima

    ResponderEliminar
  5. Mmmm... Marina, es que no se puede aguantar, cada vez que vengo por tu cocina me voy con buen sabor de boca y ganas de ponerme el delantal para hacer algo dulce... jajaja!! Menos mal que ahora estoy en el trabajo y hasta la tarde no llego a casa que si no...

    En fin que os traéis un un tejemaneje mi hermana y tú con Roy y George de cuidado, eh? jajaja!! A mi el Rooibos me chifla desde hace años y a George lo veo cada día de la semana, pero solo por las mañanitas... Un beso guapa y sigue con tus Choux que verás como triunfas.

    ResponderEliminar
  6. Te estás haciendo una maestra repostera, con la cantidad de choux que estás preparando estoy segura que ya los dominas a la perfección. Pero también te digo que en cuanto prueben estas madeleines te van a solicitar unas pocas porque menuda pinta apetecible tienen, para no dejar ni las migas. Enhorabuena por tu proyecto y la ilusión que has puesto en él, que no decaiga.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Hola Mariana!!
    Lo único que puedo hacer por ti, es darte ánimo!! Aunque se que eso lo consigues si o si.
    También te aconsejo que hagas 300, ya sabes... pueden que por la noche vayan desapareciendo algunos ;)
    Sobre la receta de hoy que decir... que de nuevo me dejas babeando.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Bonjour!

    No sé por dónde empezar. A ver, 250 choux...¿eso cómo te lo piensas llevar a Francia? Dejas a Luca en casa, abandonas a tu marido por el camino...porque además los estás congelando y eso tiene que requerir su espacio ¿no? Yo ahí ya me hubiera aturullado pero supongo que tú has pasado por todas esas cosas ya y lo tienes más que resuelto.

    Estoy segura de que va a ser un exitazo, y no lo digo por decir, en ese caso prefiero dar la callada por respuesta, lo digo porque lo pienso y sé que nos vas a contar que te fue genial. Tiempo tienes un montón, así que no veo dónde está el problema ¡lo tienes todo controlado!

    Madeleines... a ver, tengo un molde desde el 2014 al menos en casa pero tiene 9 cavidades y me da una pereza tremenda empezar a hacer hornadas y echar toda la mañana pendiente del horno. Tengo que hacerme con otro, del mismo tamaño a poder ser para agilizar el tema. Así que a estas alturas de mi vida sigo sin hacer madeleines por mucho que me tentáis con las vuestras.

    Encima vienes a darme la razón porque acabaste haciéndolas en otros moldes (y voy a obviar lo del dulce de leche, como si no lo hubiera oído, porque esas tentaciones no me interesan ¡ja! no me lo creo ni yo)

    Buen descubrimiento el Rooibos, hace tiempo que está presente en mi cocina y en mis sobremesas. Yo voy alternado café y té y cuando voy muy petada me tomo uno de cada (rooibos no me vale que no tiene teína) y tan ricamente (que si hace falta inmediatamente después me pongo a dormir sin problema)

    ¡A seguir horneando que hace mucho frío y apetece encender el horno!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  9. ¡¡Hola Marina!! ¡¡Me has dejado de piedra!! ¡¡Cuánta pasta choux!! ¡¡Creo que cuando los termines todos, ya no vas a poder ver uno ni uno en pintura, ja, ja!! Bueno, confío en ti, y sé, que al final podrás con ellos. Como Cuca, lo del trasporte también me tendría un poco preocupada, te has metido en un buen embolado, pero creo que cuando te lo han pedido, es porque todos saben que lo consigues, vamos, y con éxito, porque esos choux te salen de maravillas, y buenos, tienen que estar un rato, que es lo que cuenta, al fin y al cabo.
    Y qué delicia de madeleines, a mi me encantan. Hace poca hice unas con té matcha, riquísimas, pero no las subía al blog, las puse en RecetasGratis, que me pagan por cada receta que les subo, y claro, procuro siempre darles recetas nuevas. Y hablando de té, yo también soy de rooibos, porque no lleva teína, no puedo beber ni café, ni té con teína, y el rooibos es riquísimo y tiene muchas variedades. Lo compro a granel en pequeñas cantidades y voy probando de unas y otras. En mi casa siempre hemos sido de infusiones porque no nos gusta a ninguno el café, y aún recuerdo el poleo que mi padre hacía, él mismo buscaba la planta, y con miel recién cortada, no he probado ninguno igual. Luego hemos comprado las hierbas en el herbolario, pero ninguno como el de mi padre, así que ahora tomo rooibos, después de comer o a media tarde, si es que estoy en casa.
    Por cierto, lo del azúcar, que no es que no quiera emplear otros tipos de azúcares menos dañinos, si lo que yo quisiera es que hicieran un azúcar sano, que no tuviera calorías, que no hiciera caries, y que hasta quite grasa y me deje más delgada, ja, ja, pero realmente, cuando más indagas en la repostería, y sobre todo en los postres clásicos, es muy difícil sustituir el azúcar refinado. Y por desgracia, no todos tenemos al alcance otros tipos de azúcares como el de abedul o de coco, que dicen que también es mejor, pero realmente, son bastante caros y no siempre vas a tener que estar pidiendo la compra por internet. Pero por supuesto, que alabo el querer suprimir todo lo que sea dañino para nuestro cuerpo, poquito a poco, lo deberíamos tener que hacer todos. Besitos y me alegro que hayas tenido un hueco para publicar en el blog. Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Hola Marina,ni más ni menos que 250 choux,tendras un congelador enormeeee¡¡¡¡
    Y sacas tiempo para regalarnos estas madeleines¡¡¡,me encanta ese molde pero primero tengo que buscarle sitio.....que cada vez me cuesta más¡¡¡¡
    Muchos besitos guapa y animo¡¡¡¡¡
    Tu puedes preciosa¡¡¡

    ResponderEliminar
  11. Hola Marina, que bien lo tienes chupao casi tienes ya la mitad hecha así que que superas tu reto con creces, lo veo claramente.
    Estas madeleines se ven riquísimas así que yo me apunto al desayuno de mañana acompañado con nuestro George, te parece?
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. ¡Que valiente eres! 250 choux, ni más ni menos. Lo que es seguro es que los dejarás a todos con la boca abierta, porque eres una repostera maravillosa :)

    Y tus madeleines no hacen más que confirmarlo, ¡se ven tan apetecibles!. Que bien me vendrían ahora mismo :)

    ResponderEliminar
  13. Hola Marina. Ando un poco descolocado contigo y creo que la culpa la tiene esa tarta que tienes pendiente de hacer jj. Y lo digo porque antes te tenía controlada ya que publicabas los martes, ahora ya voy dos veces con el paso cambiado jj, hoy he entrado con la certeza de que publicabas y me llevo la sorpresa de que lo hiciste ayer. Pero más vale tarde que nunca y nunca es tarde si la dicha es buena. Y eso me pasa a mi ya que leyendo el avance de tu plan me han entrado sudores al ver la cantidad de choux que tienes que preparar para la tarta y no contenta con ello, los haces aquí y te los llevas jj. Tendrás que preparar un vehículo especial para su transporte jj. El reto que te has propuesto es de echados para adelante pero estoy convencido que con el ánimo que tienes y tu destreza en la cocina esa tarta que vas a hacer será todo un monumento y te quedará espectacular. Tengo ganas de verla porque será sensacional.
    Y sensacionales son estas madeleines que nos presentas. No me cabe duda de que te han salido exquisitas. Siento no estar más cerca para poder acercarme para saborearlas con uno de esos Roiboos, como dice Concha jj, yo soy uno de esos ignorantes jj, pero que a lo bueno estoy acostumbrado jj. Deliciosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. ¿250 choux? En vaya lío que te has metido jajaja pero veo que la cosa ya la tienes dominada, seguro que superas la prueba con éxito

    Estas madeleines son adictivas, se comen sin darse uno cuenta y veo en las fotos que te han quedado en su punto

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  15. Me encantaría probar una de tus madeleines. Ese regalo dará para mucho. Eres muy valiente y si estás ya tan preparada, no dudo que tú reto sera un exitazo. Deseando estoy comprobarlo.
    Soy de rooibos, así que ya compartimos algo más.
    Felicidades y mucha fuerza.
    C'est trop bon !

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa, 250 son muchos, suerte que los petit choux se pueden congelar y descongelados quedan perfectos . Las magdalenas que has preparado en esta entrada te han quedado preciosas, las fotos muy bonitas. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Que pasada, deben de estar deliciosas y super tiernas, un beset Marina

    ResponderEliminar
  18. Marina, qué ricas, yo el año pasado me compré estos moldes en Gibraltar y la verdad es que son un poquito pequeños, bueno, ese toque de dulce de leche debe ser una cosa tremenda. Me han encantado tus fotos.
    Da gusto venir por esta cocina y verlo todo tan bonito.
    Muchos besos y buen finde. Frío, pero bueno y descansando un poquito.

    ResponderEliminar
  19. Hola guapísima !!!
    Ayyy, qué ganitas tengo de que llegue el día D y nos puedas enseñar todas las maravillas que estás preparando. La logística para llevar a cabo el transporte me tiene en ascuas, pero estoy segura que lo solventarás con éxito y nos lo contarás también al detalle.
    Va a quedar todo estupendo, ya lo verás, no solo tu familia tiene fe en tu trabajo, desde aquí y con lo que llevamos visto sabemos que será inmejorable el resultado.
    Tus madeleines para comerlas de tres en tres. Te confieso que no tengo paciencia con ellas, porque como son tan pequeñas las piezas cunde mucho la masa y al final,la última vez que las preparé terminé con el molde de los financiers como tú jajaja, ese es el mismo que utilicé para la tortilla de pollo.
    Pero eso si te digo, que ricas están a rabiar. No dejes de explotar las posibilidades de tu libro, porque cada receta que eliges, es más rica que la anterior.
    Besotes mi niña, feliz finde.

    ResponderEliminar
  20. Bueno!!! las magdalenas maravillosas... ya lo imagino por el aspecto que tienen, los financiers para derretirse de gusto... A la espera de esa tarta sorpresa que poco a poco se va armando con tu habilidad y paciencia. Besitos.

    ResponderEliminar
  21. Mi niña, voy de sorpresa en sorpresa, primero era una tarta para 70 personas y ahora son los choux para la misma cantidad de gente ¿Cómo puedes hacerlo?
    Para completar la tarea los tienes que trasladar a Francia ¡no me lo puedo creer!
    Al paso que vas, entre todas las blogueras aficionadas a la cocina, vamos a tener que hacerte un monumento para premiar tu constancia y buen hacer.
    Entre horneado y horneado, aún tienes tiempo para hacer estas ricas magdalenas de miel y limón, lo dicho, eres única.
    Entre tantas cosas ricas se me ha abierto el apetito y tendré que ir a tomar algo para merendar, ya sé quien tiene la culpa de que engorde, me río.
    Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños y puedes estar tranquila, el éxito lo tienes asegurado.
    kasioles

    ResponderEliminar

Entradas populares

Entrada destacada

Choux à la Crème Vanille et Chocolat