Chakchouka


Ante todo quiero agradeceros vuestros elogios de la semana pasada con mi entrada de la tarta choux. Me he emocionado con todos y cada uno de vuestros comentarios, muchas gracias a todos y viva la blogosfera, ese mundillo que solo podemos entender nosotros con todo lo que conlleva: amistades virtuales capaces de darnos un buen chute de alegría y de ánimo cuando se necesita, sois lo más!! Muchos cariños para cada uno de vosotros!! 😍😘
Y ahora vamos con la receta de esta semana, se trata de un plato de verduras al que añadimos huevos al final de la cocción. Es un plato básico de la cocina tunecina pero en general de Medio Oriente, otros dirán que es un pisto con huevo y punto jaja! Yo encontré esa receta con el nombre de Chakchouka así que respeto la receta hasta el final y así es como quiero compartir mi experiencia con vosotros 😉. Manos a la obra cocinillas!


Para 3 personas
5 o 6 tomates
1 pimiento verde
1 pimiento rojo
1 pimiento amarillo
2 dientes de ajo
1 cebolla
Sal y pimiento
1 c/s de aceite de oliva
1 huevo por persona
Pimiento "d'espelette" (opcional)


Vamos a preparar todas las verduras antes de empezar. Primero picamos la cebolla en juliana y machacamos los ajos. Ahora los tomates, ponemos agua a hervir en una cacerola y metemos los tomates dentro en cuanto hierva el agua, contamos hasta 15 despacito y las sacamos. Con mucho cuidado para no quemarnos, las pelamos y las cortamos en 6. Retiramos la pulpa y reservamos. Y por fin los pimientos: los pasamos bajo el grill del horno unos minutos, lo suficiente para que se puedan pelar con facilidad. Una vez pelados, los cortamos en láminas finas y quitamos todas las pepitas.


En una sartén con el aceite de oliva con una cucharada de agua metemos la cebolla con el ajo, dejamos cocer unos 15 min a fuego suave. Pasado este tiempo, añadimos los tomates y los pimientos en la sartén, salpimentamos y dejamos que se haga lentamente, al chup chup durante más o menos 30 minutos (podemos añadir un poco de aceite).


Cuando ya tengamos nuestras verduras hechas, rompemos los huevos sobre ellas y dejamos que se hagan durante unos minutos. 


Servimos delicadamente y enseguida, calentito esta divino pero frío también jeje! Un plato de vicio para mojar pan. En el momento de servir, espolvoreé un poco de "piment d'espelette", si no tenéis un buen pimentón servirá 😋. 


Hasta la semana que viene les amis!! (Saqué la receta de un foro francés). Y ahora voy corriendo a vuestras cocinas a ponerme al día jeje! 
Bon appétit!!

You May Also Like

26 comentarios

  1. ¡Qué maravilla de receta Marina! Similar al pisto, sí, pero con sus diferencias, también y yo encantada. Te aseguro que estas recetas me gustan muchísimo y la voy a llevar a mi cocina volando.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. ¡Bonjour ma Belle! J'adore ta version tunisienne du pisto, aussi connu comme ratatouille, non? hahaha...
    Esto es lo que me gusta de la cocina tradicional, al ser de origen desconocido en la mayoría de los casos, podemos encontrar multitud de versiones, depende del sitio donde nos encontremos o busquemos, todas deliciosas, todas con sus pequeñas variantes.
    Yo suelo hacer muchas versiones de un mismo plato, por ejemplo hablando de pisto, hago varias variantes, una de ella muy similar a este Chakchouka, que ya te comenté en Instagram que nunca había oído hablar de él. Pero tu plato no solo me sirve para disfrutar comiendo de modo saludable, sino para tener en mi cocina otra versión libre, diferente y como no ¡riquísima! de un plato de verduras con huevos cuajados que quita el sentío, y que mi Santo tanto agradece y es lo que más disfruta, comiendo platos sencillos como el tuyo.
    Gracias por enseñarme cosas tan buenas y sencillas, que ya sabes que son palabras mágicas para mis oídos, jejeje.
    Bisous et câlins, á tout à l'heure!

    ResponderEliminar
  3. Este plato me encanta, yo lo hago a mi manera, unas veces tipo pisto con todas las verduras pasadas por la sartén y otras tipo escalivada cocinadas en el horno, pero en los dos casos el huevo le cae de maravilla y el pan que no falte para rebañar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Marina el nombre no me suena nada, aunque si la preparación, por un plato así en mi casa te tocan las palmas, unos buenos huevos con verduras es lo más, te han quedado espectaculares y además es un plato que suele gustar a casi todos, digo así porque tengo una sobrina que me dice, tia preparame algo rico pero sin verde, jajaja, no le gustan las verduras nada, hay que ver, bueno reina este plato para este mediodia me vendria genial....Besss

    ResponderEliminar
  5. Hola Marina. La cocina mediterránea cuántas recetas tiene similares. La que nos traes me recuerda a una muy de mi tierra valenciana, L'Espencat, que la tengo en el blog y lleva verduras asadas, pero con bacalao. No falta en verano en casa.
    Me gusta mucho tu chakchouka, con un buen pan para mojar y disfrutar.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  6. Hpla Marina ! un plato de pimientos riquisimo el huevo le va estupandamente , ya solo nos falta el pan, y a disfrutarlo
    besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola preciosa!!
    Qué bonitas palabras que nos has dedicado. Si es que tienes razón!! Viva la blogosfera!! Pero que bien nos lo pasamos ehhh!!

    Sobre el plato de hoy... no puedo quitar la vista de esos huevos. Está para mojar muchas barras de pan jeje
    Para llegar a un pisto, pues le falta bastante. Calabacín, berenjena.. y mucho mimo y sofrito. Ésta versión con todos esos pimientos me gustaría probarlo ;)

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  8. Que rico esas verduras hechas chu.....chu lentamente y el huevo con esa yema tan roja¡¡¡¡
    Vamos que solo queda un buen pan para mojar y a disfrutar
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  9. Sin duda, Marina, este es un plato de los que me gustan de verdad!! Qué buena pinta tiene, querida, es que ahora mismo, que es ya casi la hora de comer me tienes babeando y con unas ganas locas de tener ese cuenco por delante, con un buen trozo de pan y mojar en la yema de huevo se ha dicho!!! Mmmm... riquísimo! Me ha encantado. Besos linda, y feliz semana.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta el plato, por cierto que en casa lo solemos tomar de vez en cuando pero no sabíamos que tenia un nombre tan sonoro. Gracias por darnos el nombre. Bss

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Hola Marina!! Pues yo no lo conocía, y muy curioso el nombre, por cierto, hasta suena divertido, je, je. Bueno, tal vez se parezca a un pisto con huevo, pero bueno, tampoco se hace exactamente así, y supongo que tendremos muchos platos y postres muy parecidos entre países, sobre todo si no son muy lejanos, pero cada uno con su nombre y su historia. A mi me ha encantado tu chakchouka, y con esos huevos que parecen que te dicen: ¡¡cómeme!! y porque no están a mano, que si no, de buena gana me los comía.
    Muy rico, Marina, y ya he descubierto un nuevo plato. Besitos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Marina, me encanta! Y te ha quedado Sensacional! La versión que yo preparo es la del Chef Ramsay y queda riquísima, solo que el la llama con S, Shakshouka y es lo mismo jeje
    Tu Chakchouka te ha quedado de lujo! Deliciosa!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  13. Viva la blogosfera, Marina!! hay que ver cuantas alegrías nos traen, verdad?
    Me ha encantado este plato que es bien conocido por muchos, claro que su nombre es algo difícil de pronunciar mejor digo el pisto con huevos de marina, te parece?
    Yo traigo el pan a que hora se come en tu casa?
    Un besito

    ResponderEliminar
  14. Hola Marina. En comparación con la tarta de los 250 choux te habrás sentido un tanto rara al tener poco trabajo jj.
    Un plato que me encanta aunque como te he dicho esta mañana a mí sin huevo jj. Bueno me lo pones pero frito, con bastante aceite y aparte, si no te es mucha molestia, claro.
    Imagino el sabor de estas verduras y la boca se me hace agua. Un plato de 10.
    Un abrazo.
    P.D. Como he leído que la semana que viene es el cumple de tu pequeño quiero felicitarlo por adelantado jj. Por dos motivos, uno por su cumple y otro por su madre. Estará muy orgulloso.

    ResponderEliminar
  15. Muy buena versión de pisto. Había oído hablar de este plato, pero no conocía bien la receta, me ha gustado y me la quedo enterita. Muchos besos guapa.

    ResponderEliminar
  16. Que plato mas rico, en casa nos encanta con una buena baguette ;)
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Si se parece al pisto, es un buen plato :) Me encantan este tipo de platos :)

    ResponderEliminar
  18. Marina esta receta es deliciosa, yo me quedo con el nombre tradicional: pisto, porque ya ni recuerdo cómo se llama este plato Jijiji.
    Se ha puesto "de moda", cada vez se ve más en bares, lo presentan como sartenes y la verdad es que con los huevos es ¡la bomba!.
    Me encanta como lo has explicado.
    Pasa un bonito día
    Besos
    Sil

    ResponderEliminar
  19. Hola Marina!! pues si, parece un pisto con huevo jajaja, pero el nombre me parece precioso, asi que me quedo con chakchouka!! fabuloso!

    ResponderEliminar
  20. Gracias a ti!! nos enseñas cosas muy chulas y compartes con todos nosotros tus alegrías :)
    Quien se resiste a un plato tan bueno de verduras y huevos, me encantan el nombre... jeje
    vengo con el pan, muchos petonets!!

    ResponderEliminar
  21. Marina, este plato le encantarí también a mi “santo”, le encantan las verduras así a fuego lento estofadas y sin agua con dos huevos pochados por encima, el que yo hago es muy parecido, mucho y se come mucho también en las casas andaluzas de por aquí, porque luego también Andalucía es un mundo diferente entre las ocho provincias, con sus comidas, su folklore, sus costumbres y luego todo ello aderezado por la influencia musulmana de tantos y tantos siglos. Muchas tradiciones culinarias son árabes sin duda alguna, como estos platos de verdura y que ellos toman muchas veces con cous-cous,

    Una maravilla, colorista y un plato para mojar pan y no parar.

    Muchos besos y me alegro que te quedaras tan contenta en la boda de tu hermano con esa tarta tan preciosa y currada con amor a raudales.

    Feliz finde,

    ResponderEliminar
  22. Me encanta la chakchouka, qué rica está, y con el huevo, un poquito de pan...una maravilla! :D
    Que tengas un gran finde!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  23. Hola guapísima !!!
    Pues si, podemos pensar que es un pisto, pero la forma de cortar la verdura es diferente. También casi que nos puede recordar al Ratatouille, pero que no mi querida Marina que esto es una chakchouka en toda regla jajaja. No la conocía, pero me ha encantado, porque este tipo de preparaciones sirven de base o acompañamiento para otros diferentes. Oye, yo con dos huevos hoy que vengo con hambre.
    Muy rica !!!
    Besotes mi niña, feliz semana.

    ResponderEliminar
  24. Mi niña, has hecho un plato que me encanta.
    Todos los años, al llegar el mes de Septiembre, recojo todos los pimientos, cebollas y tomates que van quedando por la huerta y preparo grandes cacerolas de fritada (lo único que no pongo en ella son pimientos amarillos, no los plantamos y tampoco sé si en esta tierra de Castilla se darían bien), una parte la congelo, otra la conservo en botes al baño maría y ahora que te leo, voy a tener una comida riquísima y facilona. Mil gracias por recordarme esta rica idea.
    Cariños y buena semana.
    kasioles

    ResponderEliminar
  25. Holaaaa Marina,
    como te he dicho en FB j'adore cette recette.
    Pero yo por falta de tomates maduros aqui la hago con tomates en conserva, mais dès que les tomates seront bonnes je ferai ce plat avec.
    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Marina, llámalo como quieras, lo cierto es que estará de miedo y la idea de comerlo con un huevo es que me encanta, no se me ocurre mejor forma de coronar la receta, es todo un espectáculo

    Abrazos!!

    ResponderEliminar

Entradas populares

Entrada destacada

Choux à la Crème Vanille et Chocolat