Helado de Vainilla


Ya estamos en alerta máxima con el (dichoso) calor y para la última receta de la temporada he decidido compartir con vosotros una riquísima receta de helado casero, os animáis? Me despido hasta el mes de septiembre les amis , no obstante seguiré medio activa en las redes sociales, digo "medio" porque no sé qué me espera el verano, de momento sé que iremos a la piscina por la tarde y que por la mañana tendré que hacer algo de deberes con mini chef. Luego no sabemos si iremos o no en algún sitio a desconectar pero lo que es seguro es que estaremos todos más relajados y bajaremos el ritmo, incluso con las conexiones a la vida virtual. Así que de momento cierro el chiringuito! "Vacaciones de verano para mi 🎵🎵... " y Luca acaba de perder el miedo que tenía por el agua, yo ya estaba desesperada y me estaba haciendo a la idea de que no iba a aprender nunca a nadar pero la semana pasada por fin encontró el valor para lanzarse a la piscina (nunca mejor dicho jeje)! Estoy super contenta y muy orgullosa de mi nene 😍. Ya lo sabéis todo así que ahora si os parece vamos con la receta.


Para 1 litro de helado de vainilla
500 ml de leche semi desnatada
200 ml de nata liquida 18% M.G.
3 yemas de huevo
75 g de azúcar de caña ecológico
62 g de glucosa líquida 
Extracto de vainilla
1 heladera
Caramelo y galletas para la degustación


Ahora os explico un poco lo de la glucosa. No me acuerdo dónde ni cuándo pero había oído que usando glucosa en los helados, obteníamos un resultado muy cremoso y además se quitaba el problema de la cristalización, esos trocitos de hielo que te encuentras en el helado casero muchas veces, a mi me resulta muy desagradable. Entonces quise probar con la glucosa y me ha encantado el resultado! El helado es bastante más fácil de manejar, es decir más fácil de formar bolas al sacar el helado del congelador, y eso que tarde casi 4 días en probar. El helado no esta nada duro y es super untuoso, tenía mis dudas os lo aseguro pero ahora que lo acabo de probar, confío 100% en el truco de la glucosa en los helados! Funciona!


Me gusta hacer helados sin heladera, de hecho tengo algunas recetas ya en el blog (os pondré los enlaces al final) pero tenía mi heladera muerta de risa en el armario y quise usarla para esta receta, así que lo primero que hice fue meter la heladera en el congelador, aconsejan meterla al menos 24h antes de usar.


Luego ya me puse con el helado, en una fuente batimos las yemas con el azúcar y la glucosa hasta que blanquee la mezcla.


Vertemos la leche y la nata en un cazo, añadimos el extracto de vainilla siguiendo las indicaciones del producto que usáis y calentamos a fuego lento unos minutos, no tiene que llegar a hervir. También podéis usar una vaina de vainilla, mucho mejor pero yo no tenía.


Vertemos entonces la mezcla leche / nata sobre los huevos y mezclamos la preparación. Volvemos a verterlo todo en el cazo, ponemos a calentar a fuego medio removiendo con la varilla constantemente hasta obtener una crema inglesa, se empieza a espesar ligeramente y cuando se queda la marca del dedo en una cuchara de madera es que esta lista. Mucho cuidado, la preparación no puede llegar a hervir!!


Dejamos que enfríe a temperatura ambiente y luego metemos a la nevera. Yo preparé la crema el día anterior por la tarde, el mismo día que metí mi heladera al congelador por la mañana. Así que al día siguiente por la mañana ya tenía todo listo para poder turbinar nuestro helado. Sacamos la heladera del congelador, la montamos y la ponemos en marcha ANTES de verter la crema muy fría dentro. El helado se hará en 20 o 30 minutos. 


Lo metemos en una cubeta (un tupper) y al congelador. Lo saqué 4 días después porque no tuve ocasión de probar antes, llevo una semana de locos... Y lo que os decía, pude hacer bolas sin dificultades, un helado cremosito y sin trocitos de hielo! Olééé! Objetivo cumplido!


Ahora os voy a explicar un poco cómo usar la glucosa, hoy en día se encuentra fácilmente en tiendas especializadas y en internet también. La regla para los helados es sustituir 1/3 del peso del azúcar por la glucosa. Por ejemplo si son 90 g de azúcar en vuestra receta, os quedáis con 60 g de azúcar y 30 g de glucosa pero ahora se complica un poco porque tenemos que multiplicar 30 por 0.6 (un coeficiente que nos permite encontrar el mismo poder de dulzor que con el azúcar normal), obtenemos entonces 50 g. De 90 g de azúcar inicial sería 60 g de azúcar y 50 g de glucosa. 


Para la receta de hoy eran 110 g de azúcar... Hice los cálculos y luego redondee... Y voilà, ya sabéis todos los secretos de la glucosa, he leído que para las galletas y bizcochos también hace maravilla, probaré y os contaré 😉.
A la hora de servir, tenía unas galletas "feuillantine" de Francia y caramelo, podéis echar lo que más os guste, canela por ejemplo y otro tipo de galletas, lo que queráis!!


Feliz verano a todos, disfrutad mucho y nos vemos a la vuelta!! Un besazo para cada uno de vosotros!!


Más helados caseros SIN heladera en los enlaces:
Helado de Plátano y Nutella
Helado de Dulce de Leche y Chispas de Speculoos
Helado de Chocolate Praliné
Strawberry Ice Cream
Yo ya terminé el mío... Jejeje!!


Bon appétit!!

You May Also Like

19 comentarios

  1. Superior!!! Feliz verano con helado, con piscina, con tardes de no hacer nada de nada, con alguna cervecita helada y el cariño de los tuyos!! Bss

    ResponderEliminar
  2. El helado te ha quedado perfecto, yo te dejaría el vaso igual de limpio que está ahí. Nada mejor para dar la bienvenida al verano, aunque me da penita que te vayas, ahora muchos blogs causan baja por vacaciones, yo también tomaré un descanso en agosto, pero mientras, os echo de menos. Disfruta de tu tiempo, de tu hijo, de la vida, y a la vuelta ya nos cuentas como te ha ido. Y saborea esta delicia de helados que fabricas como buena profesional.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Felices vacaciones Marina. Es cierto que con niños en casa, ahora que han terminado el colegio, hay que llevar otro ritmo y si puedes permitirte el lujo de dedicarte a tu hijo ¡no hay mejor manera de pasar el verano!

    Yo empiezo la semana que viene con la jornada de verano, trabajaré sólo hasta las tres, pero aunque suena estupendo al final las tardes se te escurren entre los dedos y no te enteras de cómo se te va el tiempo (amén del cansancio por el calor y tantos meses de trabajo estresante) Pero bueno, algo es algo y yo feliz con este horario, te lo aseguro.

    Este helado tiene tan buena pinta que está para relamer la jarra sin pudor alguno. La glucosa no la he utilizado jamás, pero me ha parecido bastante curiosa y salta a la vista la cremosidad de este helado. A ver si este verano me animo.

    Lo dicho, seguimos más o menos en contacto que septiembre está a la vuelta

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  4. Madre mía que pinta...ufff...un saludo desde murcia....

    ResponderEliminar
  5. Marina!!! Cómo te voy a echar de menos jolines!!!!! Hasta septiembre :(
    Menos mal que te despides con este maravilloso helado, así ya estamos pensando en lo rico que está y no en otras cosas jeje.
    Lo de la glucosa lo tendré en cuenta. Es verdad que cuando el helado queda con "cristales" molesta al comer.

    Un beso y a disfrutar como una niña y en nadar mucho, que ahora ya tienes compañía ;)!!!!

    ResponderEliminar
  6. A los helados yo suelo ponerle azúcar invertido ,que no sé si tendrá el mismo efecto pero desde luego tampoco cristaliza. este helado tuyo te ha quedado super fantástico, pasa unas buenas vacaciones ,no hay nada mejor que pasar el verano con los peques
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola Marina que buena pinta tiene ese helado se ve super cremoso, lástima que no me gusta la vainilla que si no me lo comía enterito, pero bueno ese de plátano y nutella me va a encantar así que me quedo con ese.
    Sabes creo que la glucosa hace el mismo efecto que el azúcar invertido y el resultado es el mismo, además lo puedes hacer en casa y es más barato, tienes que probarlo!!
    Bueno llegó el momento de descansar y disfrutar a la vez, pásatelo genial que tu nene, sobre todo en el agua. Nos vemos a la vuelta.
    Felices vacaciones y muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Hola Marina!! ¡¡Pero cremoso cremoso, qué buenísima pinta tiene!! Ay, que de buena gana me lo comía dentro de un ratito para merendar. Nunca he probado la glucosa, aunque si que la he visto y justo de la misma marca, pero te confieso que no sabía para qué se utilizaba, je, je, es que de técnicas voy un poco escasa, por eso mis postres son casi siempre rústicos, admiten cualquier defecto. Sí he probado el azúcar invertido, lo hice un verano en casa y dura hasta un año, y también dejaba los helados sin cristales. También hay que calcular la proporción. Pero la idea de utilizar la glucosa me ha gustado, además de que por fin sé para qué se utiliza, ja, ja.
    Espero que pases un buen verano, te vamos a echar de menos por aquí. El año pasado me quedé junto con Cuca por aquí sola hasta la segunda semana de agosto, espero que este año también me acompañe, sino me veo solita de verdad, je, je. Yo no te veré a primeros de septiembre, pues yo me voy más tarde de la red, pero también regreso más tarde, hasta octubre. Pero vamos, nada más que tenga un hueco te visitaré aunque sea de tarde en tarde. Disfruta lo que puedas, sobre todo de tu mini chef, que ya verás, ahora que ha aprendido a nadar, no lo vas a sacar del agua de ninguna de las maneras. ¡¡Buen verano!! Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Bueno ma Belle, yo no tengo la sensación general de que nos abandonas, por dos meses ¡casi nada! Jajaja, porque te tengo localizada las 24h del día, bueno prometo ser buena amiga y dejarte respirar, pero espero oír ese tono especial de mi móvil que me alerta que me llamas para tomarnos nuestro George a medias, jajaja.
    Mira si me da envidia (como diría Patty, envidia "cochina", es lo que da, jajaja) tu jarra de cremoso y delicioso helado de vainilla (mi favorito) que he tenido que ir esta mañana, cuando regresaba a casa, al super a comprar un tarrina XXL, y en cuanto llegue mi Santo, que está al caer, nos haremos unas copas de helado que no se la salta un galgo, jajaja.
    Para mí con canela, y en cantidad desmesurada ¿existe combinación más perfecta?
    Bueno espero que a estas horas estás tumbada en el sol, mirando esos preciosos montes mientras lees mucho, comes más y disfrutas todo lo que puedas y ¡a vivir, que son dos días!
    Besitos. Á tout à l'heure!

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa, te ha quedado espectacular, ahora mismo pasaba la lengua por encima de la pantalla , 🍦🍦y probaremos con glucosa , yo ya la he utilizado en reposteria. Disfruta de las vacaciones . Hasta la vuelta.😗😗😗

    ResponderEliminar
  11. Marina, nunca he realizado helados ni con glucosa, ni con huevos ni con heladera jajajajjaja, un mundo completamente desconocido. Todo lo que he realizado es con nata, con bananas y mezclando bananas con más fruta... Ahora veo este helado tan cremoso y me dan unas ganas locas de hacer, sin importar que no sea verano por acá. Como sea lo guardo, encantada de aprender siempre, disfruta de la estación, las vacaciones, la piscina, el peque, cada momento. Un beso. Yo seguiré por acá feliz con las que queden, que esta es mi época favorita para cocinar.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  12. Hooola Marina! Que disfrutes mucho tu descanso y al regresar estés completamente renovada.
    Lo bueno es que dejas esta riquísima receta, estoy babeando al ver este delicioso helado, tan cremoso, tan perfecto.
    Yo también tengo mi heladera durmiendo y esta es una excelente receta para desempolvarla jeje
    Besitos y felices vacaciones!!

    ResponderEliminar
  13. Antes de nada, felicito a tu nene por haber perdido el miedo al agua, bien para él y también para nosotros pues es un peligro menos, a mí se me ponía el corazón en un puño con solo pensar en que se podían caer a la piscina sin saber nadar.
    Aunque se te echará en falta, me parece estupendo que desconectes, que te cojas vacaciones y que las disfrutes al máximo con tu familia, yo haré lo mismo.
    Y para dejarnos la boca dulce y no te olvidemos, tenemos esta riquísima recompensa, un maravilloso helado que tendré que probar.
    Mil gracias por tu dedicación.
    Cariños y hasta la vuelta.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  14. Feliz verano y que disfrutes de las vacaciones. Menos mal que tu hijo se ha lanzado a la piscina, al mío recuerdo que era terror lo que sentía.
    Ya vi la foto en IG y tenía ganas de ver la receta. Yo no lo podría comer pero ver la foto y enamorarme.
    Me encanta el helado de vainilla. Igual lo hago sin azúcar.
    Besos y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
  15. Una maravilla de helado!! Me encnata el helado y si es casero mucho más. Te ha quedado espectacular. Perfecto para los niños pues así sabemos realmente lo que les damos, siempre procuramos ofrecerles lo mejor, verdad?. Feliz verano preciosa, que disfrutéis muchísimo y recuerda que tienes una cita con nosotras. No me gusta despedirme, sino te digo hasta muy prontito, que el verano pasa pronto y tenemos que seguir disfrutando de nuestras cocinas y de todo aquello que nos haga ser un poquito más felicies. Mil besos!!

    ResponderEliminar
  16. Aunque con retraso, Marino, vengo a desearte un feliz verano y que descanses todo lo que te sea posible, preciosa. Disfruta al máximo con tu mini chef y sed felices!!!!

    El helado de 10!!!! Qué rico, la vainilla es mi sabor favorito en cuanto helados, así que podría sentarme contigo tranquilamente y disfrutar de este riquísimo y saludable helado de vainilla. Un besito y nos vemos pronto.

    ResponderEliminar
  17. Hola Marina! me encanta e helado de cualquier sabor y a quien no? por mi tomaría todos los días. Me quedo con un buena ración :) Espero que pases bien verano y descanses, lo paséis d fábula y disfrutéis al máximo. Un besazo, petonets!

    ResponderEliminar
  18. Hola Marina,
    j'ai mal à la tête rien que de lire tous ces calculs jajaja,
    pero como me encanta el helado de vainilla, quizas haga ese esfuerzo ;) .
    Passe de bonnes vacances.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Marina, es la tercera vez que entro y no me deja escribir... veremos si a la cuarta es la vencida. Hija, què esfuerzo. Esto de las redes e internet a veces es desesperante.

    Bueno, tremendo helado. A mí santo le encanta con un café y pone el helado encima y no veas... unas fotos preciosas.

    Tu petit chef lo que creo que le ha pasado es que a tanta presión ha replegado las alas y no le ha dado la gana de nadar. En cuanto lo dabas por natural él solo se ha lanzado, no siempre sirve la misma presión para todos. Te lo digo por experiencia.

    Me alegro del cierre del “chiringuito” yo no lo voy a cerrar pues en el campo lo voy a hacer con tranquilidad, no me cuesta mucho, la verdad. A veces es solo unos minutos para contestar o para publicar. Siempre tengo 5 o 6 post listos por si acaso no puedo publicar en esa semana o mejor dicho, no pueda comprar, cocinar, fotos, atrezzo, editar, escribir y luego compartir... mamma mia! Non posso! O meglio, non possiamo...

    Besos grandes otra vez y me despido. Cuanto menos atosiguemos y a nuestro minichef o a cualquier otro niño con tantos deberes y obligaciones, mucho mejor. Pobres, es un esfuerzo tremendo el que hacen todo el año. Imagina, nosotras, trabajando todo el día y que cuando lleguamos a casa nos manden a judo, natación, esgrima, Inglés... “pa matarse”. Ja ja ja

    No todos podemos con lo mismo todo el tiempo. Con la madurez seguro que sí.

    Mil besos. Esto parece un whatapp y no un comentario, pero no tenemos secretos... ja ja ja
    Nos hablamos.

    ResponderEliminar

Entradas populares

Entrada destacada

Choux à la Crème Vanille et Chocolat