Tartaletas de Chocolate Blanco

El otro día una buena amiga me sopló una receta, parecía deliciosa y no me puedo resistir en probarla. Y ésta sí que es fácil, sobre todo si no os queréis complicar la vida en hacer vosotros mismos la masa… aunque se puede hacer perfectamente, ya tenéis la receta en el blog aquí, o cualquier receta de masa dulce que tenéis valdrá también para estas maravillosas tartaletas. Ya os explico todo a continuación. Preparé estos manjares para el cumpleaños de mi hijo y no quedó ni una, así que ya sabéis, para triunfar si tenéis un evento próximamente a montar tartaletas!


Un paquete de tartaletas listas para usar (Mercadona, Carrefour, vienen 24)
2 yogures griegos natural
1 tableta de chocolate blanco
1 sobre de vainilla en polvo
Fruta de temporada (fresas, arándanos…)
Frutos secos (avellanas, pistachos…)
Medio vaso de agua
1 hoja de gelatina

Lo primero que hacemos es fundir el chocolate blanco al baño maría muy despacio, el chocolate blanco es muy delicado por eso lo derretimos onza por onza y a fuego medio.


Aparte batimos el yogur con la vainilla en polvo y una vez que tengamos el chocolate blanco fundido lo agregamos poco a poco, tenemos que obtener una mezcla cremosa y densa.


Metemos la crema en una manga pastelera sin boquilla para poder luego rellenar nuestras tartaletas con más facilidad. La dejamos enfriar en la nevera.


Si nos decidimos por hacer nosotros mismos la masa, ya la tendríamos preparada y ahora nos hace falta moldar las tartaletas, yo uso mi molde de mini magdalenas pero la parte del revés: le unto bien de mantequilla y de harina y dispongo la masa por encima.

 

Luego pongo al horno precalentado a 170º (calor estático, sin aspa) hasta que dore, unos 20 min más o menos. Dejamos enfriar.


Ya tenemos todo lo necesario para montar nuestras tartaletas que sean caseras o listas para usar. Las rellenamos con la crema de chocolate blanco y decoramos a nuestro gusto con una fruta o frutos secos o los dos.
En medio vaso de agua tibia ponemos una hoja de gelatina, esperamos a que se derrita del todo y con una brocha de cocina untamos las tartaletas para darles un toque de brillo, las harán más apetitosas aún.
Ese día, decidí hacer también tartaletas de limón con la receta del Lemon Curd que podéis ver aquí. Si os queda crema de chocolate blanco, podéis comerla con fruta, la combinación es indecente... ;)

 
Bon appétit!

You May Also Like

2 comentarios

  1. Pero reina, ¿cómo va a quedar alguno?...eso ya era sabido viendo la pintaza que tienen. Me los pones delante y vamos...no tengo fondo jajajajaja. Seguro que se disfrutaron al máximo y no es para menos, son ideales.

    Besines guapa y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Merchi! Jajaja!! Qué golosa jeje! Volaron enseguida... Es que es un bocado delicioso! Un besito!

      Eliminar

Entradas populares

Entrada destacada

Pizza Enrollada