Patatas al Horno


Hemos entrado en el mes de octubre, sinónimo de buscar setas y otras frutas otoñales... Pero con este tiempo no sé yo, ni setas ni leches. Seguimos de verano o mejor dicho de veroño jeje! Bueno pues a mi me da igual el tiempo que haga, me apetece comer bizcochos, tartas y platos ricos de otoño, ahí usando el horno a tope! Por eso me preparé estas hermosas patatitas para acompañar unas deliciosas salchichas que compre en mi carnicería. No sé vosotros pero cada vez me gusta menos la carne, con todo lo que veo que le echan: que si antibióticos, que si colorantes, que si conservantes... No me atrevo casi en comprar carne en los supermercados porque cada vez me fío menos. Así que cuando la compro prefiero ir donde sé que es buena aunque me cueste un pelín más... Vamos con la receta que me lío!


Patatas
Escamas de sal
Tomillo 
Pimiento d' espelette (o pimentón picante/dulce)
Queso rallado (el que más os guste)

Mi suegro cultiva patatas en su huerto (entre otras muchas cosas!!) y tengo la suerte de no tener que comprarlas. Las que tenía en este momento eran más bien grandes, hice 1 por persona pero ya veis vosotros según el tamaño de vuestras patatas cuánto tenéis que poner ;).
Precalentamos el horno a 160º. Lavamos bien las patatas para quitarle la tierra, si hace falta nos ayudamos con un cepillo para que queden bien limpias. Las cortamos en dos sin pelarlas. 
Las disponemos sobre la placa del horno y las echamos las escamas, el tomillo y el pimiento d' espelette o pimentón.


Metemos al horno entre 35 y 45 min. Cuando quede más o menos 5 min para el final, espolvoreamos queso rallado encima y dejamos que se termine el tiempo de cocción.


Servimos de inmediato para acompañar cualquier tipo de carne o también pescado. Al no usar materia grasa para hacerlas, resultan saludables y además están deliciosas, garantizado! Jeje!


Bon appétit!

You May Also Like

16 comentarios

  1. Mmmmm que ricas patatitas has preparado, me encantan!!
    Me pasa como a ti, no compro la carne en el supermercado, prefiero pagar un poco mas y tener un poco mas de calidad.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Yo también prefiero el reino vegetal, pero en casa tengo algunos carniceros que me hacen variar menús en más de una ocasión. No renuncio a la verdura en ningún caso, mucho menos a la guarnición que es por donde empiezo a comer, así que tus ricas patatas me las llevo porque son una ricura de la que no hay que privarse.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hola!! Qué haríamos sin patatas,? poco ,diría yo. , Nos has preparado unas patatas deliciosas, con gusto y deliciosas!!un beso

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Hola Marina!! Yo nunca he sido muy de carne, salvo el pollo y el jamón serrano, prácticamente no como nada más, pero porque me canso de comerla. Bueno, también me gusta la sobrasada y los chorizos, ja, ja. Pero no las morcillas o las longanizas. Las salchichas o las hamburguesas, sólo me gustan las de pollo y el fiambre, de pavo. Ahí terminan mis gustos carnívoros. Pero, sin embargo, me encanta el pescado, por mi, lo comería a diario, pero como lo compro siempre fresco, la verdad es que tiene un precio demasiado alto para comprarlo a diario. En fin.
    Mi padre también tenía siempre patatas en el huerto, pero ya se ha cansado de él y ya lo ha dejado, ay, el hombre, que se hace mayor. Me encantaban, sobre todo las patatas nuevas, ¡¡qué ricas simplemente cocidas con agua y sal!! Y la siguiente forma que me encanta, es al horno, pero tú has sabido darle un plus y enriquecerlas, con el tomillo, el pimentón y el queso. ¡¡Tienen que estar riquísimas así!! Y si, además son del huerto, la calidad no podía ser mejor. Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Qué forma más fácil de comer unas ricas patatas!!
    Se ven deliciosas!!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Que sencillo de preparar y que buen resultado.

    ResponderEliminar
  7. Marina lo mejor de todo esto, es poder disfrutar de esos productos del huerto de tu suegro, yo hace años que no como patatas de esta calidad, porque mi padre ya no las siembra, a su edad solo le dejamos que siembre cuatro cosas, sobretodo en primavera y verano, que es más fácil para él.
    Y de la carne ya ni te cuento, creo que a este ritmo casi nos volvemos medio vegetarianos, porque ya no se puede una fiar de nadie, aunque a veces quedan todavía por ahí tenderos de confianza, a los que se les puede comprar género con todas las garantías.
    Sin una unas patatas deliciosas.
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Hola Marina !! las patatas a si asadas nos gustan mucho en casa ,te han quedado con una pinta ...y encima de huerta ya no se puede pedir mas
    besitos

    ResponderEliminar
  9. Hola Marina !! las patatas a si asadas nos gustan mucho en casa ,te han quedado con una pinta ...y encima de huerta ya no se puede pedir mas
    besitos

    ResponderEliminar
  10. Me encantan este tipo de patatas, al horno están deliciosas pongas lo que le pongas y no hay más que ver las tuyas como han quedado, vaya pintaza que tienen, me encanta como te han quedado...Bess

    ResponderEliminar
  11. Madre mía! Qué cosa tan rica de plato! me encantan las patatas así

    ResponderEliminar
  12. Hola Marina, qué patatas asadas tan ricas, con el queso gratinado tienen que estar buenísimas. Comparto totalmente todo lo que comentas en la introducción, a mí me encanta la carne aunque no en exceso, pero a veces da miedo comprarla con todo lo que le añaden... Ni pensar en comprar la típica que viene en bandejas, cuando lees la etiqueta te quedas de piedra... En fin, las patatas riquísimas y siendo caseras más aun. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Como siempre Marina, recetas sencillas pero igualmente deliciosas. Las patatas han sido y serán siempre acompañamiento de los segundos por excelencia, hay tantas formas de hacerlas que no me canso nunca de comerlas, y casi siempre las hago al horno de mil maneras diferentes, son tan versátiles... Y además si se les añade queso, flipas!! Muy buena pinta, con un poquito de orégano y el olor se siente desde aquí!!
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  14. Marina a mí nunca me apetece que llegue el verano pero siempre tengo muchas ganas de que se vaya ¡quiero otoño del bueno ya! No es normal que a estas alturas yo siga en la oficina en manga corta o tirantes ¡es que no es lógico!

    También me apetecen platos más contundentes y calentitos, pero con el calor que sigue haciendo ¡a ver quién se mete un cocido y se vuelve al trabajo! Estas patatas me han encantado ¡qué buena pinta tienen!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  15. Hola Marina, que buenas por favor, es una receta que apetece todo el año, aunque tienes razón que parece no lega el otoño, bueno... hoy han notificado que ya llega... mientras me quedo con tus patatas, las mías con muuucho queso, un beso ;)

    ResponderEliminar
  16. Que ricas!! en casa comemos muchas patatas al horno, simple o con una receta más elaborada, siempre están deliciosas, y esta receta tuya parece super sabrosa! Besitos

    ResponderEliminar

Entradas populares

Entrada destacada

Pizza Enrollada